Imagen de uno de los últimos plenos.  | ESSAIG.CAT

9

En el transcurso del pleno de este mes de diciembre en el Ajuntament de Algaida, el equipo de gobierno (PSOE-Més) dio a conocer su descontento con la Conselleria de Salut por la necesidad que los mayores de 65 años deben vacunarse de la COVID-19 fuera del    municipio.

La regiduría de Salut del Ajuntament ha hecho llegar su descontento a la Conselleria al considerar que una población de 1.500 personas, que son los mayores de 65 años censados en el municipio de Algaida, tengan que desplazarse hasta el PAC (Punt d’Atenció Continuada) de Llucmajor para ponerse la pertinente vacuna de la COVID-19. Desde el Ajuntament de Algaida han considerado que el mero hecho de que los mayores tengan que trasladarse hasta Llucmajor provocará que mucha gente no llegue a vacunarse de esta tercera dosis.

La situación no es exclusiva de Algaida, los puntos de referencia para la vacunación de la tercera dosis    han sido los PAC y no las Unidades Básicas de Salud, es por ello que vecinos de otros pueblos también han expresado su malestar por la situación. Algunos consideran que, tal vez, la utilización del Vacubús hubiera sido adecuada para casos como los de Algaida donde la población mayor de 65 años supera las 1.500 personas.

El apunte

Dos nuevos agentes COVID en el municipio

En el pleno municipal también se dio a conocer que gracias a una subvención de 10.000 euros se puede contar con dos agentes COVID que dan apoyo a los agentes y, en principio, van a estar en el municipio hasta febrero de 2022. El portavoz del PP, Rafel Oliver pidió que ya que pueden multar las zonas azules tengan el control de la zona junto al colegio.