El centro de menores se ha ubicado en una vivienda del suelo rústico del municipio. | M. NADAL

11

Después que el pasado jueves saliera a la luz que el IMAS del Consell ha trasladado el polémico centro Norai al municipio de Santanyí, el Ajuntament ha abierto un expediente para que se aclare si se tiene base legal para que este centro se establezca en una vivienda del municipio ubicada en suelo rústico.

La alcaldesa de Santanyí, Maria Pons, mostró su malestar con el IMAS por la falta de información y aseguró que supieron de la existencia de este centro por causas circunstanciales. El pasado miércoles por la noche, la Policía Local de Santanyí recibió una llamada de vecinos que alertaban de la posibilidad de que una vivienda hubiera sido ocupada. Los agentes se personaron en el lugar y fueron «recibidos por una mujer que se presentó como la directora del centro de menores. Después supimos que uno de estos menores se había fugado», según cuenta Pons. Este menor fue encontrado ayer en Palma.

Tras esta situación, Pons se puso en contacto con la directora del IMAS, Sofia Alonso, y le trasladó su enfado por no haber recibido ninguna notificación de que el centro de menores se hubiera trasladado a Santanyí. «Como alcaldesa le mostré mi enfado porque tenemos derecho de saber las actividades que se desarrollan en nuestro municipio», dijo la alcaldesa. La apertura del expediente por parte de los técnicos del departamento de Urbanismo del Ajuntament podría suponer la suspensión temporal de este centro de menores, , que antes estaba ubicado en Palma, puesto que en suelo rústico no está permitida ninguna actividad que no sea solo la de vivienda.