Los libros de texto convencionales son sustituidos por material de elaboración propia. | LA SALLE

3

Cambiar los libros de texto convencionales, acabar con los horarios por asignaturas y poner fin a las aulas tradicionales. Estos son los principales objetivos que el colegio La Salle de Manacor ha iniciado para caminar hacia una «revolución de la educación», según palabras del director de la Xarxa d’Obres Educatives La Salle, Jesús Félix Martínez. De esta manera, La Salle pone en marcha el Nuevo Contexto de Aprendizaje (NCA) que es un modelo pedagógico propio y que responde a las demandas de la sociedad de hoy en día. Con este sistema, «los alumnos aprenden más y mejor para asumir el rol de protagonista en todo el proceso. Educar desde el contexto aumenta la comprensión de lo que se vive y fomenta el compromiso del alumnado», según Martínez.

Para llevar a cabo este proceso, La Salle vive una profunda transformación interna, que afecta tanto a los profesores (que han recibido formación), como a los centros que son reformados de manera progresiva para crear los paisajes educativos, que comportan el rediseño de las aulas. Aunque el NCA ya es una realidad en La Salle de Manacor en las etapas de educación infantil y primaria, no estará completamente implantado en el resto de ciclos hasta el curso 2025-2026.

Además de dejar atrás los libros convencionales (se utiliza material didáctico de elaboración propia), también se apuesta por un nuevo sistema de evaluación que, acompañado de las notas numéricas que cumplen con los criterios de cada Administración, añade una valoración de las destrezas de los alumnos.