Aplazan la feria ganadera de Inca por riesgo de transmisión de lengua azul.

2

Cooperativas Agroalimentarias de las Islas Baleares ha anunciado el aplazamiento de la Feria Ganadera de Inca, que se iba a celebrar el próximo fin de semana en la plaza de toros de la localidad, para evitar el riesgo de transmisión de la enfermedad de la lengua azul entre los animales.

La Dirección General de Agricultura, Ganadería y Desarrolllo Rural considera que existe un riesgo de trasmisión de la enfermedad entre los animales presentes, ha informado la entidad en un comunicado.

Los meses de septiembre, octubre y noviembre concentran la mayor actividad del mosquito que trasmite esta enfermedad, por lo que la Dirección General ha considerado que no es prudente autorizar subastas y muestras de ganado siendo este el primer año de la campaña de vacunación.

Cooperativas Agroalimentarias Illes Balears, colaboradora de la feria, junto con los organizadores de la misma, la Cooperativa Pagesa de Inca han mostrado su malestar. «Es una subasta que llevamos preparando durante tres meses y en el último momento nos han informado que se anula la Feria», asegura uno de los coordinadores, Toni Seguí.

Los organizadores trataran de coordinar una nueva fecha para la celebración de la feria a partir de diciembre, periodo en el que se reduce la actividad del mosquito.

La Feria Ramadera de Inca se viene celebrando desde 2016 y la de este año sería su cuarta edición. La directora gerente de Cooperativas Agroalimentarias, María Francisca Parets, explica que su principal objetivo es «la mejora de las explotaciones con razas cárnicas y elevar así su producción».

«Además, se quiere profesionalizar el sector ovino de las Illes Balears, sobre todo en Mallorca donde el censo es mayor. Se pretende traer sementales para mejorar y que las razas autóctonas traigan los mejores ejemplares para poder llevarlos por toda la isla», añade. «Queremos que el sector ganadero esté más cerca de la sociedad, así como mejorar el sector ganadero ovino a través de la subasta ganadera de Inca», ha defendido Parets.