Aspecto que presenta la zona más dañada del muelle. | Redacción Part Forana

0

Tras el acuerdo alcanzado con las entidades patrimoniales, PortsIB empezó este miércoles las labores de rehabilitación del muelle de la Duana de Portocolom.

Las primeras actuaciones sirven para adecuar la zona y será el próximo lunes cuando empiece el desmonte, piedra a piedra, del empedrado del muelle. Cada una de las piedras será identificada con un número. Una vez retiradas, posteriormente se podrán llevar a cabo las actuaciones de refuerzo y montaje de nuevo del muelle, así como la reconstrucción del empedrado.

Las obras que se llevarán a cabo están incluidas en el modificado del proyecto redactado por PortsIB para poder añadir las determinaciones estipuladas en los informes de Patrimoni y la adaptación de las partidas de obra a la realidad descubierta tras las prospecciones realizadas. El presupuesto del contrato adjudicado era de 260.000 euros y el contrato modificado asciende a 320.517,96  euros.

Las obras de PortsIB garantizan la conservación del conjunto patrimonial.    Y es que tras la prueba de empedrado que contó con la aprobación de los técnicos de Patrimoni del Consell, así como de los representantes de ARCA, del Gremi de Margers y SalvemPortocolom, PortsIB seguirá las directrices acordadas para mantener las principales características de este muelle único en la Isla.

La previsión es que las    obras se realicen por tramos, empezando en primer lugar por la parte más cercana a las barracas de sa Bassa Nova. Desde PortsIB también aseguran que las obras contarán en todo momento con la supervisión de la dirección de obra y del equipo de asistencia arqueológica y etnológica encabezado por los técnicos de Patrimoni del Consell y se espera la participación de la Comissió de Seguiment y, de esta manera, como hasta ahora, llevar a cabo las obras con las premisas de salvaguardar el valor histórico del Port.

Se ha previsto que los trabajos puedan finalizar antes de Semana Santa del próximo año 2022.