Rafa Nadal, durante el reconocimiento. | M. À. Cañellas

22

Sant Llorenç ya tiene a Rafa Nadal como hijo adoptivo. El pleno extraordinario ratificó ayer, por unanimidad, el nombramiento oficial para agradecer al tenista su generosidad y solidaridad tras la donación de un millón de euros destinados a los afectados por la torrentada del Llevant de octubre de 2018. Fue un acto protocolario, sencillo, en el que hubo emotivos recuerdos para las 13 víctimas y el sincero agradecimiento del homenajeado en el que considera su «segundo pueblo». Su donación fue de corazón y así lo manifestó: «Hice lo que sentí que debía hacer en ese momento, sin esperar nada a cambio».

El tenista llegó puntual al Espai 36, donde se desarrolló el acto. Nadal estuvo acompañado por toda su familia y contó con el apoyo de los asistentes al acto, un número reducido debido a las exigencias sanitarias. A través de ellos recibió todo el calor de un pueblo que no olvida su solidaridad en unos momentos muy trágicos. Fue aclamado con grandes aplausos y correspondió firmando autógrafos a los que se acercaron para felicitarle, sobretodo los más pequeños que se fueron entusiasmados con el ‘regalo’.

El alcalde, Mateu Puigrós, en la defensa del reconocimiento municipal hizo referencia a la «humanidad y sensibilidad del deportista que se demuestra no solo con este hecho sino con la creación de la fundación Rafa Nadal que nació en 2008 para, a través del poder transformador del deporte y la educación, ayudar a niños y adolescentes con problema de aprendizaje o discapacidad».

Palma 13.

Puigrós también aprovechó para enviar un mensaje de solidaridad y esperanza a los pueblos de Canarias por la catástrofe natural que padecen y animó a los vecinos a ser generosos «tal y como recibimos nosotros la ayuda en su momento». Tras el pleno el tenista recibió un ramo de flores y una placa.

Solidaridad

Nadal mostró su alegría al ser reconocido por Sant Llorenç. «Es una gran satisfacción ser hijo adoptivo porque lo considero mi segundo pueblo; vengo mucho porque tengo familia de parte de madre. Todos los reconocimientos son satisfactorios pero éste es especial», apuntó. Tras el agradecimiento también dijo que «ojalá no hubiera sucedido nunca».

Nadal recordó que el día de la tragedia fue un día muy triste y lo único positivo que quedó es «la solidaridad de la gente que se desplazó a ayudar al pueblo». También tuvo palabras para los afectados por el volcán de Canarias e instó a ayudar para que «entre todos se pueda recuperar lo antes posible».