Talud en la entrada de Fornalutx. | Europa Press - ARCHIVO

0

Técnicos del área de Movilidad e Infraestructuras del Consell de Mallorca, el Instituto Geológico y Minero de España (IGME), el Ayuntamiento de Fornalutx y el Govern han comenzado el análisis previo para determinar las actuaciones para evitar el riesgo de derrumbe del talud de Fornalutx.

Desde junio de 2020, el departamento insular de Movilidad e Infraestructuras hace un control mensual de auscultación y movimientos de ladera en la cabecera del talud de Fornalutx, ha explicado el Consell de Mallorca en una nota.

A pesar de no haber detectado movimientos significativos en este período, el Consell de Mallorca, junto con el Govern, el IGME y el Ayuntamiento, consideran necesario elaborar un estudio a gran escala para analizar la infraestructura.

Desde el pasado abril, un equipo de trabajo multidisciplinario con representantes de las administraciones implicadas tratan de encontrar una solución conjunta en las reuniones de control y de seguimiento del talud que se han llevado a cabo.

El Consell de Mallorca asumirá la contratación del estudio de la vertiente, en esta primera fase y, en una segunda, se definirán las actuaciones que cada administración asumirá.

La directora insular de Infraestructuras, Olga Martínez, acompañada por técnicos del área insular y del IGME, han visitado esta zona de Fornalutx para iniciar los análisis y las tareas previas a la redacción del estudio de detalle que definirá las tareas que ejecutará cada administración para consolidar este talud.