El proyecto, que ahora deberá adaptarse a las demandas del departamento insular de Patrimoni, plantea la rehabilitación de los volúmenes principales de la central diseñada por Molezún, añadiendo nuevas estructuras preparadas para albergar instalaciones pioneras adaptadas al siglo XXI.

4

El proyecto de reconversión de la vieja central de Alcanada de Alcúdia en un centro internacional de descarbonización del mar ha sido incluido en la Estratègia d’Inversions Illes Balears 2030 que el Govern quiere desarrollar en los próximos ocho años y que se financiará principalmente con fondos europeos.

El plan, que tiene una inversión estimada de 103 millones de euros, consiste en la regeneración del espacio diseñado en los años 50 por el arquitecto Ramon Vázquez Molezún para desarrollar en él un nuevo polo de atracción económica, ambiental y cultural que aúne ciencia, planes pilotos de estrategia marítima y soluciones empresariales, con el objetivo común de trabajar en la descarbonización del mar.

Hasta ahora, la mayoría de proyectos de descarbonización del transporte se han centrado en los medios de transporte terrestres pero la flota marítima también está abocada a la transición energética sustituyendo los combustibles fósiles por otros más sostenibles.

«Actualmente, nos interrelacionamos con el mar como si estuviéramos en el neolítico, como cazadores y recolectores. Hemos de aprender a ser protectores y cultivadores. Si en el neolítico el hombre desarrolló la agricultura para poder alimentar a la población, ha llegado nuestra hora límite para desarrollar los cultivos marinos tanto en plantas y algas como en acuicultura sostenible. También nuestra acción ha de eliminar la acidificación de los océanos y su contaminación en todo el amplio espectro», señala la presentación del proyecto.

El Ajuntament es el principal impulsor del plan Alcúdia Tech Mar al que ahora se suma el Govern y que se tendrá que desarrollar en colaboración con otras administraciones públicas (Consell y Autoritat Portuària) y privadas (Endesa que es la actual titular de los terrenos).

La alcaldesa de Alcúdia, Bàrbara Rebassa, se mostró ayer «muy contenta» de que Alcúdia Tech Mar haya sido incluida en la Estratègia d’Inversions Illes Balears 2030. «Aunque sabemos que queda mucho por andar es un hito importante», dijo.

El próximo paso –explicó la alcaldesa– es reunir de nuevo a Endesa y Patrimoni. La Dirección Insular de Patrimoni deberá pronunciarse sobre si el proyecto es compatible con la protección (bien de interés cultural o bien catalogado) que estudia dar al complejo industrial de Alcúdia. «La intención es proteger y dar una nueva vida a la central», dice. Endesa por su parte explicó ayer que la inclusión del plan en la Estratègia d’Inversions es «un buen principio para un gran proyecto». «Puede ser una muy buena oportunidad para Alcanada», dice la eléctrica.