Imágenes de la fira. | Lola Olmo

2

Alcúdia recuperó este domingo su Fira, aunque en un formato más sencillo y contenido para evitar aglomeraciones. La presidenta del Consell, Catalina Cladera, el conseller Martí March, alcaldes y concejales de sa Pobla, Muro y Pollença, autoridades civiles y militares arroparon al Consistorio alcudienc acudiendo a esta feria, una de las primeras que se organizan desde que el Govern ha levantado su prohibición.

Este año, la Fira d’Alcúdia ha sido más inclusiva que nunca, pues todo el fin de semana las atracciones bajaron el volumen de la música y la intensidad de sus luces en un horario pactado, para que los niños y niñas sensibles a estos estímulos pudieran montarse ton más seguridad.

La tarde del sábado, los más pequeños pudieron reencontrarse con los personajes de S’Estol del Rei en Jaume i els Vilatans de Guinyent, para su alegría. El domingo, día central de la Fira, un numeroso público se paseó entre puestos y exposiciones más esponjados entre los que hubo artesanos, fotografía, escultura, pintura, motos antiguas y aves, entre las que pasearon turistas y residentes.