Miembros de las cofradías de Baleares junto a la consellera Mae de la Concha.    | Juanjo Roig

1

La Federació Balear de Confraries de Pescadors ha solicitado un aumento en la cuota de pesca permitida de atún rojo en aguas del archipiélago por parte de la flota balear para que alcance las 120 toneladas en 2022, lo que supondría duplicar la cuota de 2021 que es de 61 toneladas.

El hotel de Alcudiamar acogió este jueves una degustación de atún rojo a la que asistió la consellera de Agricultura, Pesca iAlimentació, Mae de la Concha, y en la que confirmó las negociaciones para lograr este aumento.

De la Concha explicó que «se espera que la próxima distribución de la cuota que debe realizar el organismo internacional encargado de ello, el ICCAT(International Comissionfor the Conversation of Atlantic Tunas), asigne a España más cuota de pesca artesanal del atún rojo».

Después «el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación deberá aumentarla para Balears. No debemos olvidar que la zona de Balears es el punto del mediterráneo donde se pesca más atún rojo», destacó.

Por último, la consellera pidió «confianza y discreción a la hora de negociar con Madrid», pero se mostró confiada en que «lograremos que nuestro discurso cale y que se haga realidad este aumento de cuota. Las cifras de capturas en 2020 y en 2021 nos han impulsado a solicitar esta subida».

El presidente de la Federació Balear de Confraries de Pescadors, Domingo Bonnin, destacó que «la pesca del atún rojo es ahora imprescindible para el futuro de nuestra flota de artes menores». Principalmente porque «es una actividad que diversificar el sector». Bonnin    indicó que la subida de la cuota «permitiría mantener una oferta permanente del producto y actuaciones de promoción para convencer a los consumidores para que elijan otro producto próximo y fresco».

El presidente de las cofradías también destacó que «Balears dispone de los mejores caladeros de atún rojo del Mediterráneo, en los que pescan en cerco las grandes naves que disponen de 1.300 toneladas de cuota de captura repartida entre seis embarcaciones. Luego se trasladan los atunes a granjas de engorde para su posterior tratamiento comercial orientado a los países asiáticos».

Bonnín denuncia que «la comparación es odiosa porque en Balears disponemos de 62 toneladas distribuidas entre 102 embarcaciones. Se trata de aplicar un principio de justicia y equidad».

En la degustación elaborada ayer por el chef Tòfol Enríquez se pudieron probar diversos propuestas en las que el atún rojo fue protagonista, aunque apartado de los gusto asiáticos y con un acompañamiento muy balear.

Se han capturado ya 40 toneladas de los 60.198 kilos permitidos en 2021

La campaña del atún rojo en Balears arrancó el pasado 6 de abril y acabará el 31 de diciembre. Este año la cuota permitida es de 61.345 kilos, de los que ya se han pescado 40.120 kilos.

En 2020 se capturaron poco más de 60 toneladas aunque por culpa de la pandemia y del cierre del canal HORECA no se pudo vender en Balears todo el atún rojo capturado en Balears.

Desde la Federació Balear de Confraries indican que cada embarcación tiene una cuota asignada de 560 kilos. En el archipiélago hay un total de 102 embarcaciones autorizadas para pescar atún rojo en aguas baleares.