Fina González señala la puerta del panteón donde vieron meterse al individuo. | Juanjo Roig

47

Doble susto el que se llevaron las primas Paqui y Fina González cuando hace unos días se quedaron encerradas por la noche en el cementerio de Inca. A los nervios de no poder salir del recinto se añadió la presencia de un individuo que, tras hablar con ellas, se dirigió a uno de los panteones, abrió las puertas y se metió en su interior para no volver a salir durante todo el rato largo que estuvieron esperando a que les abrieran.

Explican que esa tarde fueron al cementerio «para arreglar unas jardineras de unas tumbas familiares y no nos dimos cuenta que se había pasado la hora de cierre, que es a las ocho de la tarde». Al llegar a la barrera y ver que estaba cerrada «llamamos a la Policía Local y nos dijeron que tardarían en llegar porque tenían que localizar al operario».

Confusión

Mientras esperaban detectaron la presencia del hombre y una de ellas se acercó a él pensando que era un trabajador. «Le dije de lejos que nos habíamos quedado encerradas y él nos hacía gestos como que no nos entendía y explicó que estaba dando comida a un gato. También nos extrañó el hecho de que llevara una especie de arneses».

La sorpresa llegó cuando le preguntaron que cómo pretendía salir de ahí y tras encogerse de hombros se refugió cerca de unos panteones. «Se quitó la camiseta y empezó a asearse con un cubo de agua y después se quitó los pantalones también para seguidamente abrir la puerta de un panteón y desaparecer en su interior. Nos quedamos heladas y en ese momento nos asustamos bastante». Cuando lograron salir le explicaron el caso al operario y el hombre seguía sin salir de su extraña morada.

Las dos mujeres regresaron al día siguiente y comprobaron que las puertas del panteón estaban entreabiertas. En su interior divisaron comida (galletas, patatillas, hortalizas,...) así como un cubo, fregonas y papel de cocina.

Cementeri Inca Juanjo Roig
Imagen de los restos encontrados en el panteón.

Desde el Ajuntament también recibieron noticias de la presencia del individuo cuando un encargado se topó con él por la mañana y salió huyendo. La policía realiza vigilancias nocturnas para encontrarlo y derivar su caso a alguna área municipal pero de momento no ha sido localizado.