Joan Monjo se muestra tranquilo ante la citación judicial para este miércoles, que se produce a raíz de una denuncia ante la Junta Electoral en mayo de 2019, que ésta remitió a la Fiscalía. «Es una denuncia falsa», asegura. | Curro Viera

7

El alcalde de Santa Margalida, Joan Monjo (Convergència) ha sido citado a declarar este miércoles en el juzgado de Inca en calidad de investigado. Monjo, asistido por el abogado Eduardo Valdivia, será interrogado a raíz de la denuncia realizada contra él durante el proceso de las elecciones municipales de 2019, cuando la coalición SUMA denunció ante la Junta Electoral sus sospechas de que se habían realizado presuntos empadronamientos fraudulentos en el municipio, muchos de ellos en fincas, pisos y otras propiedades del alcalde.

Joan Monjo señaló este lunes su «tranquilidad absoluta» ante la cita en la sede judicial de Inca. «Es una denuncia falsa, como tantas otras que me han puesto a lo largo de mi trayectoria; no tiene más importancia, aquí todos los empadronamientos se realizan según el procedimiento reglado, no he hecho nada irregular», apuntó muy tranquilo el alcalde.

SUMA, por su parte, se ratifica en la denuncia realizada en mayo de 2019, pocos días antes de las elecciones que dieron la victoria a Monjo con una ventaja de 116 votos. El portavoz de SUMA entonces –pues la coalición se dividió en 2021– Xisco Bergas (PSOE), apunta que «denunciamos 38 empadronamientos cuya irregularidad era muy evidente: todos inscritos a última hora, en inmuebles propiedad de Monjo o de sus sociedades, personas empadronadas en fincas rústicas en las que no existe ninguna construcción, incluso en el chiringuito de la playa de Son Serra; o casos de 8 o 9 personas sin ningún parentesco entre sí, que figuraban como empadronadas en el mismo piso». Bergas arremete contra el PP, socio de gobierno de Monjo. «Nosotros vimos que no cuadraba e hicimos lo correcto; me pregunto qué opina el PP, que ya estaba dentro del Ajuntament entonces».

Un año y medio de pesquisas

Las pesquisas no han trascendido aún, pero a finales de 2019 la Policía Judicial realizó una serie de visitas a las direcciones de Santa Margalida donde figuraban los empadronamientos denunciados. Tras la declaración de Monjo, quien niega estas irregularidades, el juzgado decidirá si hay causa contra él o, por el contrario, se archiva.

Una victoria electoral con un margen de 116 votos

u En las elecciones municipales de 2019, Joan Monjo obtuvo la victoria para su partido, Convergència, con un resultado muy ajustado que le obligó a pactar con el PP para gobernar de nuevo. Según los datos del Ministerio del Interior, Convergència obtuvo 1.780 votos y 6 concejales; mientras que la coalición de izquierdas SUMA logró 1.664 votos y 5 escaños. La diferencia es de 116 votos, que ahora están bajo sospecha.