Todos los grupos políticos con representación en el Ajuntament de Calvià acordaron en junio de 2020 un plan económico para afrontar el rescate de las empresas, trabajadores y familias de Calvià. | P. AGUILO

0

La crisis socioeconómica derivada de la pandemia ha llevado a las cuentas del Ajuntament de Calvià a entrar déficit. Al cierre del ejercicio 2020 este alcanzaba ya los nueve millones de euros. Y aunque el consistorio aún no dispone de balances de 2021 (los ingresos municipales no se producen hasta el segundo y tercer trimestre del año), no parece que el escenario económico de las arcas públicas vaya a mejorar de forma notable.

En el último discurso institucional pronunciado por el alcalde durante el acto conmemorativo del 792 aniversario del desembarco del Rei en Jaume en Santa Ponça, Alfonso Rodríguez (PSOE) recordó que, en los peores meses de la pandemia, el ayuntamiento entendió que si las empresas y autónomos de Calvià caían en pérdidas de manera brusca e importante, las arcas municipales debían hacer también importantes esfuerzos en las ayudas, aunque ello supusiera entrar en déficits elevados al cerrar el año.

Así, al final de año pasado, este déficit se situó en nueve millones de euros, después de concatenar varios ejercicios de superávit.

Para poder hacer frente al rescate económico y social, el consistorio está desarrollando un plan de contención del gasto, así como modificaciones en las partidas presupuestarias para poder hacer frente a las ayudas y a la reducción de ingresos, cifrada en unos 12 millones de euros.

No obstante, gracias a la gestión económica de años anteriores, «se había reducido la deuda y acumulado superávits que han permitido afrontar este déficit con todas las garantías y sin tener que tomar medidas de cara a los próximos años», asegura la portavoz Nati Francés (PSOE).

Esfuerzo conjunto

El alcalde se congratula del gran consenso político y social alcanzado en el peor momento de la pandemia para salir al rescate de empresas, trabajadores y familias. «Nunca más oportuno un esfuerzo conjunto como éste, para paliar una enorme dificultad colectiva», asegura Alfonso Rodríguez.