Can Gual tendrá al fin una utilidad. Cuando empezó a levantarse en 2003 debía acoger un centro comercial y dos plantas de aparcamientos. Sin embargo, la empresa promotora se declaró en quiebra y el proyecto quedó a medio ejecutar. En 2013 el Ayuntamiento adquirió la estructura. | Antoni Martín

0

Con seis votos a favor del equipo de gobierno y seis abstenciones de los grupos de la oposición, el pleno del Ajuntament de Bunyola ha aprobado el proyecto para la recuperación del edificio de Can Gual y su adaptación a futuros usos sociosanitarios. La ejecución de la primera fase del proyecto durará nueve meses y está previsto que se inicien antes de que concluya 2021. Las obras se han licitado por un total de 899.914 euros.

La primera fase del proyecto prevé actuar en la planta inferior del edificio, que se convertirá en un aparcamiento con capacidad aproximada de 80 plazas. Asimismo, se adecuará toda la planta superior para transformarla en una plaza, ganando así el pueblo de Bunyola un nuevo espacio público.

La primera planta del actual edificio se pondrá a disposición del Govern para que Conselleria de Salut cree allí un nuevo centro sanitario, mientras que un segundo espacio en esta misma planta se ofrecerá a la Conselleria d’Afers Socials para la apertura de un centro de día para personas mayores.

Así, tras 17 años de espera, Can Gual tendrá una utilidad. Eso sí, muy diferente a la que debía tener cuando empezó a levantarse en 2003. Entonces debía acoger un centro comercial y dos plantas de aparcamientos, además de otras dependencias. Sin embargo, la empresa promotora se declaró en quiebra y el proyecto quedó a medio ejecutar sin más resultado que una gris estructura convertida durante años en una «vergüenza» para todo el pueblo de Bunyola.

Después de que el Ayuntamiento adquiriera el edificio en 2013, durante la pasada legislatura se reactivó el proyecto para darle otra finalidad y el pasado enero se dotó de una partida presupuestaria para iniciar su ejecución, después de que el pleno del Consistorio haya dado ahora luz verde al inicio de las obras.

Espacio para el futuro centro de interpretación de sa Comuna

El nuevo uso que se dará a Can Gual no será de tipo comercial, aunque se mantendrá una de las dos plantas de aparcamiento. El resto de la superficie se habilitará para usos sociales y sanitarios. También habrá espacios para asociaciones vecinales y albergar un centro de interpretación de sa Comuna.