1

Numerosos llosetins se congregaroneste domingo por la mañana en el patio del Teatre para conocer de cerca a los nuevos gigantes del municipio, Maria y Sebastià. Construidos por el artesano mancorí Manuel Alba, llevaban casi dos años ocultos sin presentarse debido a la pandemia.

El rector de Lloseta, Carles Seguí, bendijo las dos figuras que, acompañadas por los xeremiers, flabiolers y numeroso público, realizaron un recorrido por el centro hasta llegar al Centre Cultural Sa Mina.

Los portadores de los dos gegants también se estrenaban este domingo y lograron subir la empinada cuesta hasta el centro así como sortear sin problema alguno cables eléctricos que se encontraban a lo largo del recorrido.

Al llegar el mediodía se celebró el homenaje a las personas mayores en Sa Mina, con diversos obsequios para los abuelos y abuelas llosetins.

Los primeros gigantes que tiene Lloseta deben su nombre a una votación popular que se llevó a cabo antes de la pandemia. Los nombres escogidos por el pueblo fueron Sebastià y Maria y también se eligieron los oficios que cada uno de ellos representaría.

Sebastià lleva en sus manos un farol de minero, un oficio muy extendido en el pasado en Lloseta. Maria es zapatera, en reconocimiento a una profesión que unos años atrás era un pilar de la economia llosetina y que ahora resiste con marcas especializadas. Los actos de las fiestas patronales continuarán hasta el miércoles, jornada grande de las celebraciones.