Los voluntarios de Gadma contaron con el apoyo del Ajuntament de Lloseta. | GADMA

1

El Grup d’Amics en Defensa del Medi Ambient (Gadma) realizó el sábado una nueva jornada de limpieza en el torrente de Almadrà a su paso por Lloseta, con el objetivo de recoger la basura acumulada en el cauce y sus alrededores, así como para reclamar al Govern medidas urgentes en los torrentes de Mallorca.

Los voluntarios de Gadma llenaron más de sesenta bolsas de basura a las que hay que añadir hierros, neumáticos, aceites de batería, electrodomésticos, restos de obra y otros residuos que ciudadanos incívicos han abandonando sin miramientos.

Protección

El portavoz de Gadma, Bernat Fiol, reclama a Recursos Hídrics del Govern «que active con urgencia un plan de protección de los torrentes de Mallorca. La limpieza que hemos hecho en Almadrà, que la llevamos realizando desde hace 18 años, es solo un ejemplo del precario estado en que se encuentran los torrentes de la Isla».

Fiol sugiere que «se recuperen los árboles de ribera en los cauces y que se acabe con el agua mal depurada que llega a los torrentes y de ahí se filtra a las bolsas freáticas del subsuelo. Los torrentes han pasado de ser un tesoro natural a vertederos y fosas sépticas que parece que no importan a responsables políticos y a los ciudadanos incívicos». Desde Gadma también reclaman «concienciación ciudadana, porque nos estamos jugando nuestro futuro».

La actividad de Gadma se enmarca en la campaña europea Let’s Clean Europe, dirigida a limpiar de residuos las zonas naturales sensibles. El Ajuntament de Lloseta colaboró con material de recogida y con una merienda para los participantes.