Los socorristas de las playas de Alcúdia dispuestos a llevar a la alcaldesa a los juzgados.

12

La guerra abierta entre el equipo de socorrismo de la playa de Alcúdia y el Ayuntamiento acabará en los juzgados.

Más de la mitad de los socorristas de las playas de Alcúdia han firmado y presentado, por registro de entrada, un nuevo escrito donde acusan a la alcaldesa, Bàrbara Rebassa y al regidor de playas, Domingo Bonnín de faltar a la verdad.

«Solicitamos que nos remitan el informe municipal donde dice que las playas cuentan con todo el material necesario, en especial el apartado donde diga cuando llegó el último desfibrilador. Le recordamos que la falsedad en un documento público es un delito», apuntan los trabajadores.

Los socorristas han querido transmitir la «frustración y pena» que sienten al ver como el Ayuntamiento «se lava las manos, mira para otro sitio y nos da la espalda. Nos ha dejado totalmente desamparados», añaden los profesionales.

Los trabajadores explican en su escrito que la empresa les obliga a realizar más horas de las establecidas, que falta material en las playas y que se incumple el pliego de condiciones.

«No se cumple con la paridad en puestos de mando a la que hace referencia el concurso. Debería haber dos hombres y dos mujeres. Cuando ahora son tres hombres y una sola mujer. Además, no tenemos EPI’s, nos han entregado una piragua que se llena de agua y se hunde cuando se usa, nos faltan las aletas necesarias para llegar a tiempo a la víctima y hasta hace un par de días no teníamos cargadores para los teléfonos de emergencias para poder llamar al 112», concluyen.

Hace unos días, el Ayuntamiento dijo que se entrevistaría con la empresa concesionaria y trataría de solucionar el conflicto.