Paula Moreno y sus amigas de Murcia ratifican tras dos horas haciendo cola para entrar en el Caló des Moro que lo volverían a hacer. | Youtube Última Hora

23

Las aglomeraciones para acceder a Caló des Moro han provocado este viernes colas de hasta tres horas ante la cantidad de gente -alrededor de 1.000 personas- ávida de bañarse en sus aguas y fotografiarse en las mismas, pero algunos asumen con gusto la larga espera.

Es por ejemplo el caso de Paula Moreno y sus amigas, jóvenes procedentes de Murcia que este viernes han sido entrevistadas por los periodistas cuando se encontraban a punto de acceder a la cala tras unas dos horas esperando para ello.

En el vídeo adjunto a esta información, la turista afirma que se ha acercado a visitar esta cala de Mallorca por comentarios de personas que ya la habían visitado. «Volveríamos a esperar» afirma, a pesar del tiempo que han pasado aguardando turno para acceder a la misma.

Noticias relacionadas

Fuentes del Ajuntament de Santanyí han relatado que las colas han llegado a superar las cuatro horas esta semana, lo que supone una «frustración» para los vecinos del municipio, «que se van a otras zonas y a otras playas para poder nadar».

Especialmente revelador es el testimonio del guarda de la finca del Caló des Moro, que afirma que muy pronto por la mañana ya se concentran en la zona numerosas personas, y relata el incivismo de algunos, que pone en peligro el medio natural y a los propios bañistas que visitan esta área singular de la costa de Mallorca.

Ante esta situación el ayuntamiento ha reforzado el control de la zona con un vigilante/informador COVID en el aparcamiento, que se encarga de advertir del tiempo de espera a las personas que van llegando.

Además, han sacado un concurso público con una empresa de seguridad para contratar más vigilantes y distribuirlos en distintos puntos del municipio, y también ha optado por reducir el número de fotografías de Caló des Moro en sus redes sociales, para evitar así un 'efecto llamada'.