Vista aérea del municipio. | Efe

1

Pollença recibirá el 27 de agosto la proclamación como uno de los 'Pueblos más Bonitos de España', una red en la que entró en enero de 2020 tras superar una auditoría que contempla aspectos como el cuidado del patrimonio, zonas verdes o las construcciones, entre otros.

El municipio celebrará un acto a las 20.00 horas en el claustro del Convento de Santo Domingo, en el que el alcalde, Bartomeu Cifre, y el presidente de la Asociación de los Pueblos más Bonitos de España, Francisco Mestre, descubrirán la placa que acredita a Pollença como parte de la red.

En declaraciones a Europa Press, la regidora de Turismo de Pollença, Maria Buades, ha explicado que no se pudo recibir antes el galardón debido a la pandemia. Buades ha señalado que para Pollença se trata de un reconocimiento muy importante por la proyección exterior que supone a nivel nacional e internacional.

Tras solicitar su adhesión desde el pleno municipal, el municipio ha superado una auditoría de más de 40 puntos para poder ser declarado uno de los municipios más bonitos de España.

Según han indicado desde el Ayuntamiento, actualmente solo la superan un 20 por ciento de los municipios que solicitan entrar en esta marca.

La auditoría incluye aspectos como el cuidado del patrimonio, la belleza del acceso al pueblo y la homogeneidad en sus construcciones, la armonía de los materiales de las fachadas y los tejados, limpieza y conservación, presencia de elementos decorativos simbólicos y originales, cerrado permanente o temporal a la circulación de automóviles dentro del casco antiguo, organización para el aparcamiento de vehículos de visitantes y vecinos, cuidado de flores y zonas verdes, la actividad cultural programada, o la atención a las tradiciones.

Hasta 2020, Fornalutx era el único municipio balear en la red de Pueblos más Bonitos de España; ese año se incorporó también, además de Pollença, la localidad de Alcúdia.

Sostenibilidad y turismo familiar

Pollença cuenta con una planta hotelera formada por pequeños hoteles de interior y hoteles boutique. Cuenta también con viviendas vacacionales.

La regidora de Turismo ha explicado que reciben visitantes «que buscan tranquilidad, pasear por las calles, conocer el producto local y aprovechar zonas de mar y montaña».
Buades ha subrayado el compromiso del municipio con el turismo sostenible, enfocado desde la «transversalidad» de distintas áreas como urbanismo o medio ambiente.

Entre otras iniciativas ha resaltado la campaña de concienciación para evitar el vertido de residuos en alcantarillas, campañas educativas con jóvenes sobre la conservación del medio marino, la ampliación de rutas de senderismo o el convenio del centro de interpretación ornitológica en Port de Pollença.