Los vecinos se concentraron a las puertas del colegio público para mostrar su rechazo.  | Pilar Pellicer

4

Los vecinos de la zona de Puigderrós de Llucmajor se manifestaron este miércoles en contra del derribo parcial del colegio y de la intención del Ajuntament de construir un equipamiento deportivo en el solar adyacente.

Noticias relacionadas

Los vecinos denunciaron hace 11 años irregularidades urbanísticas en el colegio y la última sentencia del Tribunal Superior de Justícia de les Balears dictó la demolición. Aún así, el juez abrió un proceso de negociación entre los vecinos y el Consistorio para alcanzar un acuerdo y evitar el derribo. Este acuerdo no ha sido posible.

Los vecinos han propuesto varias acciones en el colegio para integrarlo en el entorno y habilitar una zona deportiva abierta y gratis en el solar deportivo adyacente. Este último punto ha sido el de desencuentro entre las partes y los vecinos dicen que «el Consistorio apuesta por un espacio deportivo con servicios e instalaciones, lo que supone que no serán gratis, y para nada lo que necesitamos las personas de aquí». Por su parte, el Ajuntament recuerda que «el terreno tiene uso deportivo y no se puede renunciar a él para poder atender las necesidades territoriales y poblacionales de la zona». Por lo que se refiere al derribo, el Ajuntament «trabaja en un nuevo programa de actuación por lo que el próximo curso no se verá afectado por obras», dicen.