Los antiguos varaderos forman parte del paisaje de la costa de la Cala. | T. VIBOT

6

Después de años de espera, el Ajuntament de Deià ha recibido una autorización para llevar a cabo la recuperación de los escars de la Cala. El alcalde de la localidad, Lluís Apesqueguia, explicó que el proyecto del Ajuntament es del año 2013 y durante el pasado mes de junio se recibió, contra todo pronóstico, la autorización de Costas para poder actuar y evitar la desaparición de estos varaderos tradicionales que sufren una gran erosión con el paso del tiempo.

Ahora, el Consistorio solicitará a Demarcación de Costas una modificación del proyecto, «porque el que tenemos ha quedado obsoleto», según el alcalde. En el estudio, además de la recuperación de los escars, se prevé la construcción de una pasarela que unía estas cinco construcciones antiguas. «Entendemos que no habrá problema para ejecutar el nuevo proyecto porque será una intervención menor de la que se planteó hace años», según Apesteguia, que añadió que el permiso de Costas para actuar en la recuperación de este patrimonio «llega insultantemente tarde».

Paralelamente a la autorización del Costas, el Ajuntament de Deià también recibió una notificación del Consell de Mallorca mediante la que se solicita un listado de todos los escars del municipio para hacer un inventario. Este paso es la fase previa para iniciar la declaración de Bien de Interés Cultural de estas construcciones. «Los municipios de Artà y Deià hemos hecho presión para contar con una figura de protección sobre los escars que puedan ser emblemáticos», dijo el alcalde en el último pleno.
Gran valor

En Cala Deià existen cinco escars. Aunque en el resto de la costa del municipio se encuentran más varaderos, los de la Cala son los únicos en los que, de momento, se puede actuar. Algunos varaderos ya han desaparecido y otros se encuentran en muy mal estado de conservación. El alcalde indicó que «la gran erosión que sufren provoca la pérdida patrimonial y dificulta su recuperación».

Ahora todo apunta a que se podrá actuar en recuperar los de la Cala y mantener viva la estampa tradicional de esta costa. Para ejecutar el proyecto también se deberá negociar con los titulares de las concesiones de algunos de estos escars. En el caso de que no haya concesión, el Consistorio estudiará si se queda con ella tras la recuperación de los varaderos o no.