Tres Dornier Do-24 despegan del Port de Pollença en los años 60.

1

El próximo viernes se cumplirán 50 años del último vuelo de la aeronave Dornier Do-24 con salida desde la base militar de Pollença. El destino de este único modelo de hidroavión que en 1971 aún quedaba en la Isla fue la ciudad alemana de Friedrichshafen. Fue la propia casa Dornier quien lo había adquirido para reconvertirlo en otro aeroplano más moderno y actualizado.

Las actividades para conmemorar esta efeméride tendrán lugar el viernes 6 en la base militar del Port de Pollença a puerta abierta pero con el aforo limitado. Organizados por la Federación Aeronáutica Mallorquina, por la mañana se llevarán a cabo actos protocolarios así como la presentación de un libro sobre la casa Dornier, escrito por el historiador Julián Oller.

Donación

Además, se firmará la donación del reloj original y de la cartera portadocumentos del vuelo de hace 50 años para que sean custodiados en el Museo de Aeronáutica y Astronáutica de Cuatro Vientos.

Los visitantes podrán conocer las instalaciones y sus medios aéreos, así como el modelo Dornier Seastar. Se ha confirmado que la jornada contará con la presencia del Dornier Do-24 que hace 50 años dejó la base de Pollença y que es el único modelo que queda en el mundo. También se podrán admirar otras aeronaves.

Por la tarde llegará el momento más esperado, con la conferencia del entonces capitán del Ejército del Aire José Luis Ferragut, que explicará cómo fue el proceso para trasladar el último modelo de Dornier Do-24 desde aguas pollencines hasta Alemania. Los actos de la tarde se realizarán en el Club Nàutic del Port de Pollença.