La planta potabilizadora piloto ya se ha instalado y tiene el visto bueno para funcionar.

0

La planta potabilizadora piloto empezará a funcionar durante el próximo mes de septiembre y proporcionará agua potable a los barrios del Serralt y de sa Volta de Manacor.

Así se aprobó durante el consejo de administración de la empresa pública SAM, que se reunió el pasado jueves. Con esta puesta en funcionamiento en estos dos barrios se podrá realizar una prueba de suministro a dos sectores de manera experimental. La presidenta de la SAM, Cristina Capó, indicó que «se trata de restablecer la anomalía de que no se sirve agua potable desde hace medio siglo, por lo que se ha diseñado un proceso progresivo con todas las garantías sanitarias».

Desde el punto de vista técnico solo existe una alternativa viable para suministrar agua potable a unos pocos sectores de la ciudad. La solución encontrada, además, resuelve otro problema histórico y es la falta de presión. La elección de cualquier otro barrio hubiera comportado unas obras muy complicadas que hubieran sido inútiles cuando se sirva agua potable en toda la ciudad.

La planta potabilizadora piloto ya se ha instalado y está en condiciones de suministrar 300 metros cúbicos al día. Ya se cuenta con el permiso de Sanitat para inyectar este caudal a la red general.