Moreno asegura que la organización de las fiestas de este año ha sido muy meticulosa. | Julián Aguirre

Inca vive estos días con gran intensidad sus fiestas patronales de Sant Abdón y Sant Senén. El alcalde de la localidad, Virgilio Moreno, es tajante en lo que a la sociedad inquera se refiere: «La ciudad, siempre desde la seguridad y la prevención, no puede parar». Por ello se ha creado un completo programa que arrancó el pasado miércoles 21 de julio y se prolongará hasta el próximo sábado.

«Todo lo aprendido en este tiempo, especialmente en las Festes del pasado año, nos ha servido para planificar una serie de actividades en las que la seguridad sea la máxima prioridad. La organización ha sido muy meticulosa, con control de aforos, reserva previa de plazas, separación entre sillas, medidas de higiene y un amplio dispositivo de seguridad» afirma Moreno. El área de Festes, encabezada por el regidor Toni Peña, merece, según el alcalde, un reconocimiento por su gran labor al respecto.

«Los vecinos van aceptando todas estas medidas como algo ya normal, actúan con responsabilidad» asegura, «y están participando muy activamente en un programa especial, realista y adaptado a las circunstancias. Por desgracia no hemos podido incluir eventos clásicos, como el sopar a la fresca o el correfoc, pero hemos logrado dinamizar de nuevo la ciudad». En ese sentido, apela a las vecinos para que planifiquen su participación en las fiestas, debido a las excepcionales circunstancias, pero que «por encima de todo, las disfruten».

El acto de presentación de las fiestas patronales tuvo lugar en el Carrer na Muntanera y estuvo encabezado por el alcalde, Virgilio Moreno, y el concejal de Participación Ciudadana, Toni Peña; pero también contó con la presencia de miembros del consistorio y representantes de las asociaciones y organizaciones de la ciudad. «Estas celebraciones están pensadas para todos, queremos la gente en la calle, y por ello qué mejor que hacer la presentación en medio de la calle", explicó Peña.