El curso pasado abrieron las primeras aulas de la escuela provisional en Can Cirera Prim.

2

La Conselleria d’Educació se ha comprometido ante los representantes del Ajuntament de sa Pobla a tener lista la ampliación de las aulas modulares en Can Cirera Prim, que realizan la función de escuela provisional a falta del nuevo centro que debe construirse aún, para el inicio del próximo curso escolar.

El alcalde de sa Pobla, Llorenç Gelabert, y los regidores de Educació, Infraestructures i Planificació Urbanística mantuvieron el lunes una reunión con el director general de Educació, Antoni Morante, y el director del Ibisec, Miquel Coll, para conocer el estado del proyecto, ante la preocupación existente en el mismo Consistorio y en la comunidad educativa.

Desde Educació confirmaron ayer este compromiso y anunciaron que ya se ha firmado el contrato con la empresa suministradora de las estructuras. El 8 de julio se adjudicaron las obras a la empresa Algeco por 219.975 euros.

Los trabajos consistirán en instalar dos nuevas aulas que ampliarán el centro    escolar provisional. Se da la circunstancia que el verano pasado se produjo una situación similar cuando en julio comenzaron las obras para construir las cuatro primeras aulas modulares, que estuvieron listas para el inicio de curso.