Los alcaldes participaron en la reunión de este miércoles en la sede de la FELIB de forma telemática. | CAIB

48

El Govern creará un cuerpo de agentes COVID para paliar la falta de policías locales en los pueblos y reforzar y complementar algunas de sus tareas. Así lo trasladó este miércoles la consellera de Presidència, Mercedes Garrido, a los alcaldes de los municipios y al presidente de la FELIB, Antoni Salas, durante una reunión.

Desde la Conselleria se explicó que, inicialmente, se habilitarán 120 plazas de estos agentes que son opositores que se han presentado a un concurso de oposición de Policía Local durante los últimos cinco años y que no han conseguido una plaza. Esta situación les facilita conocer las leyes y poder estar en la calle para hacer cumplir las ordenanzas a los ciudadanos, dirigir el tráfico en el casco urbano, actuar en caso de accidente, cooperar en la resolución de conflictos o controlar el aforo en los actos. Estos agentes no podrán realizar detenciones ni participar en temas de delitos.

Está previsto que estos agentes puedan empezar a realizar tareas dentro de un mes y los ayuntamientos que lo deseen les podrán contratar para fortalecer sus plantillas de Policía Local. Los nuevos agentes dependerán directamente del alcalde de cada municipio o de la misma Policía Local.

Noticias relacionadas

El presidente de la FELIB, Antoni Salas, valoró muy positivamente esta acción. «Es una medida muy positiva e inmediata, que era lo que hemos reivindicado en los últimos meses», según palabras de Salas, que continuó diciendo que «es una herramienta que ahora se pone al alcance de los municipios y quien quiera se podrá beneficiar de ella para poder gestionar de mejor manera la situación pandémica».

Según informaron algunos alcaldes que asistieron a la reunión telemática con Garrido, está previsto que el Govern apruebe un decreto ley este viernes para que estos agentes COVID puedan empezar a prestar sus servicios en los diferentes municipios. Algunos alcaldes también propusieron la posibilidad de incorporar a este nuevo cuerpo los agentes de policía que actualmente están en segunda actividad.

Diferenciación
Al no tratarse de policías locales (no cuentan con unas oposiciones), los nuevos agentes COVID llevarán un uniforme diferente a los policías de los pueblos para que se les pueda diferenciar. El Govern valora la posibilidad de que sea un atuendo igual a todos los agentes.

Aunque aún quedan algunos flecos por cerrar, en principio, los alcaldes acogieron con buenos ojos la iniciativa del Govern para no tener que esperar al proceso de interinos que puede tardar unos meses más. «Se trata de una medida inmediata», dijeron. Estos agentes también podrán resolver los problemas de varios municipios, como es el caso de Inca o Santanyí, que habían contratado seguridad privada.