La vacunación de los animales es la solución en casos de lengua azul. | TOLO MERCADAL

0

El caso positivo de lengua azul detectado en una vaca de una explotación de Pollença ha disparado la preocupación entre el sector ganadero. Un posible brote que se puede confirmar el próximo martes. Será tras el análisis de las muestras de sangre que la Conselleria d’Agricultura obtiene este fin de semana en varias explotaciones agrarias.

El presidente de la Cooperativa Pagesa de Pollença, Martí Solivellas, confirmó que «también se inspeccionan las ovejas y tememos que, si hay un brote, se haya extendido por el municipio y a otros cercanos». Solivellas lamenta «el parón de todos los transportes de mè (cordero) a la Península, que ahora tendrá que ser absorbido por el mercado local. Desde Agricultura nos han dicho que estará disponible una vacuna en caso de que haya un brote».

Desde las distintas organizaciones agrarias de la Isla también han expresado su preocupación. Joan Simonet (Asaja) o Joana Mascaró (UPA/AIA) indican que «ante todo hay que tranquilizar a los ciudadanos. La enfermedad no supone ningún riesgo para ellos ni incluso el consumo de carne». Pero también muestran su intranquilidad «estaremos pendientes de los resultados y recomendamos a los ganaderos realizar medidas preventivas», señala Simonet.

La enfermedad de la lengua azul ya se había hecho presente en la Isla en otras ocasiones, según indicó Simonet «parece que los vientos han acercado el mosquito de la zona de Cerdeña y podría ser el origen de la enfermedad».

Por ello entre las medidas preventivas que recomiendan a sus afiliados esta la de fumigar a su ganado para evitar la presencia y la transmisión a través de los mosquitos. La instalación de mosquiteras también puede ser una buena herramienta para combatir la propagación de la enfermedad.

En estos momentos, este mismo fin de semana la Conselleria realiza labores de recogida de muestras que tras su análisis en el Laboratorio Central de Veterinaria (LCV) de Algete (Madrid), que pertenece al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación servirá para determinar si existe un brote en la Isla.

A la vez la Conselleria ya se ha puesto en contacto con otras comunidades para conseguir vacunas. Ahora como medida preventiva, el Govern ha suspendido las guías de transporte de animales con vida. Se permiten las guías de transporte a sacrificio.