El primer establecimiento hotelero del grupo empresarial LJs aspira a convertirse en el hotel de lujo más ecológico del Mediterráneo. | EDUARDO MARQUEZ

4

Lorenzo Fluxá inició su andadura hotelera en Mallorca el pasado 14 de junio con la inauguración del LJs Ratxó. A unos kilómetros de Puigpunyent, en plena Serra de Tramuntana, una sinuosa carretera conduce a la espectacular finca del siglo XIV denominada Arratxa, que cuenta con más de 2,6 millones de metros cuadrados de terreno.

El ratxó que canaliza el agua proveniente de la Serra, desemboca en las profundidades del valle generando vida, y convirtiéndose en el hilo conductor de un proyecto de lujo sostenible. LJs Ratxó emerge uniendo distintos edificios de arquitectura local, revestidos de la tradicional piedra vista mallorquina, en los que se ubican las 25 habitaciones de entre 25 y 80 metros cuadrados, todas ellas con terraza o jardín; y las más exclusivas con piscina privada propia. La habitación doble con desayuno está disponible desde 240 euros por noche.

Un mobiliario rústico de Can Garanya, de Manacor, y diseños absolutamente mediterráneos como la tela de llengües, el cristal soplado, los envases de barro de Terracuita o las lámparas elaboradas por los ebanistas del hotel con madera proveniente de la finca, aportan autenticidad al exclusivo establecimiento.

El nuevo hotel de Lorenzo Fluxá pretende convertirse en un referente para el turismo de lujo. El establecimiento cuenta con jacuzzis de gran tamaño; restaurantes como roots construidos junto a la montaña; terrazas espectaculares con vistas a una piscina de ensueño; un spa que invita a sumergirse en la más absoluta relajación; experiencias mindfullness diseñadas a medida, todo ello rodeados de naturaleza.

Noticias relacionadas

Además, Ratxó ha nacido con un plan de gestión sostenible global. A iniciativas actuales como el uso racional del agua, el control individual de los aires acondicionados, la iluminación LED, la eliminación de productos de plástico de un solo uso, la digitalización de todos los materiales impresos para reducir el consumo de papel, la sustitución de cafeteras de cápsulas por otras que funcionan con café en grano, la utilización de productos reciclados como tazas fabricadas con posos de café, la contratación de más del 70 % del personal residente en la isla y el consumo de productos locales de cercanía, kilómetro 0 e incluso cultivados en el propio huerto del hotel.

LJs Ratxó en cifras:

• Finca Arratxa: 2,6 millones de metros cuadrados de terreno.
• 25 habitaciones de entre 25 y 80 metros cuadrados, con jardín o terraza.
• 2 restaurantes: restaurante terraza Arratxa y restaurante a la carta Roots.
• 1 bar: bar Ginebró.
• 2 piscinas: 1 exterior y 1 interior.
• Varios solárium y terrazas.
• 1 spa con 2 cabinas de tratamiento, sauna, hammam, pediluvio y duchas.
• Huerto ecológico.
• Aparcamiento.