Jaume Sastre, en una imagen de archivo. | Guillermo Esteban

5

«Si una persona tiene razón no debe dudar de llegar hasta el final». Así resume Jaume Sastre la sentencia de la Audiencia Nacional que anula la concesión de la piscina de Pedro J. Ramírez en Mallorca.

«Pese a que todavía no he tenido tiempo de leer la resolución judicial», asegura que tras muchas adversidades, la Audiencia les ha dado la razón. «Es una victoria, no definitiva, porque todavía pueden recurrir ante el Supremo, pero nosotros hemos persistido porque estamos convencidos que tenemos razón».

Sastre recuerda que la ‘batalla’ judicial se inició en 2004 cuando junto a un notario acudieron a la piscina de la Costa dels Pins para levantar acta. «En su momento - apunta el activista- el Supremo nos dio la razón al considerar que la piscina de Pedro J. Ramírez tenía uso público pero el Tribunal no entró en el fondo del asunto», explica.

Sastre recuerda también que con las protestas le tildaron incluso de terrorista y se pregunta qué deben pensar ahora «todos aquellos que defendieron la piscina de Pedro J. entre ellos Jorge Campos y dirigentes del PP».

Noticias relacionadas