Imagen de la avenida Miramar (carretera Ma–6021) con un de los tres parkings que será cerrados. | Pedro Aguiló Mora

15

Estacionar sobre el litoral de sa Ràpita tiene los días contados. El Ajuntament de Campos ultima el cierre de los tres aparcamientos que todavía existen sobre el dominio público marítimo–terrestre, cuyo acceso obliga a los vehículos a invadir, tanto de entrada como de salida de la zona de parqueo, un carril bici, técnicamente, ‘senda ciclable’, compartido por ciclistas y peatones.

Según fuentes del consistorio presidido por la alcaldesa Francisca Porquer (PP), las tres zonas de aparcamiento (esencialmente utilizadas por los clientes de los tres establecimientos dedicados a la restauración situados al otro lado de la avenida Miramar, la carretera Ma–6021) serán clausurados en los próximos días, una vez entre en funcionamiento el parking público y gratuito que el ayuntamiento ha construido en tercera línea. Concretamente, en la confluencia de las calles Xaloc y Sípia, a un escaso centenar de metros de los tres restaurantes que hace tres años decidieron por mantener las zonas de estacionamiento ante sus puertas. El resto de establecimientos de la avenida Miramar prefirieron que las vistas de sus negocios quedaran despejadas sin la presencia ni las molestias de coches frente a sus negocios.

Protección

Con el cierre de los tres zonas alegales de aparcamiento sobre el dominio público marítimo–terrestre de sa Ràpita, no sólo se recuperará el paisaje litoral, sino que también permitirá al departamento de Carreteres del Consell de Mallorca iniciar las actuaciones pertinentes para reforzar la seguridad y dotar de mayor protección al citado carril bici. Una actuación que la administración insular viene postergando desde hace años, a la espera de que el Ajuntament de Campos y Demarcación de Costas se pusiera de acuerdo para cerrar los aparcamientos y acabar así con la constante invasión de la senda ciclable por parte de automóviles entrando y saliendo de las precarias zonas de estacionamiento en cuestión que, en breve, dejarán de existir.

Una zona de parking gratuito y con capacidad para 60 coches

El cierre de los aparcamientos en el litoral no perjudicará a los negocios ni a sus clientes. A pocos metros, el ayuntamiento ha construido un parking público y gratuito con capacidad para 60 vehículos. Número superior al que podían albergar los situados sobre el mar.