La justicia avala después de dos años la recuperación de un tramo de 200 metros de la ruta entre Inca y Lluc. | Elena Ballestero

2

La sentencia del Juzgado de lo Contencioso número 1 de Palma que avala la recuperación por parte del Ajuntament de Selva de un tramo del Camí Vell de Inca a Lluc que estaba cerrado por una rejilla, abre la vía para luchar por la recuperación de otros tramos de la Ruta Artà–Lluc, uno de los grandes objetivos del departamento de Sostenibilitat i Medi Ambient del Consell de Mallorca.

La Ruta Artà–Lluc GR222 proyecta enlazar las sierras de Llevant y el Parc Natural con la zona central ed la Serra de Tramuntana ofreciendo a los senderistas un trazado de gran riqueza natural y patrimonial. El problema, es que una de las cinco etapas que componen la ruta sigue cerrada a día de hoy por la presencia de distintos obstáculos. Se trata del tramo 4 que permite a los senderistas caminar desde Santa Margalida hasta Inca.

«Ahora que tenemos este camino confirmado el objetivo es seguir abriendo nuevos tramos para lo que dependemos de la justicia, como por ejemplo en el recorrido entre Can Picafort e Inca de la Ruta Artà–Lluc, que ahora está cerrado a causa de tres o cuatro tramos con problemáticas diferentes», dijo ayer la vicepresidenta del Consell y consellera de Sostenibilitat i Medi Ambient Aurora Ribot en referencia a la reciente sentencia de Selva.

La etapa 5.1 de Inca a Camari fue recuperada por el Ajuntament de Selva la pasada legislatura cuando era alcalde Toni Frontera (Arrelam). En aquél momento este era el único tramo que impedía completar la etapa debido a la instalación de una barrera sobre el trazado del camino a la altura de sa Tanca, junto al torrente.

La propietaria que había instalado la barrera llevó el caso a los tribunales que ahora se han pronunciado a favor del Consistorio. La jueza concluye que el Ayuntamiento actuó «conforme a derecho», aunque aún cabe recurso.

«El objetivo es el de continuar abriendo otros tramos»

Aurora Ribot afirma que su objetivo es «seguir abriendo tramos». «La ruta hace más de dos años que está abierta y señalizada y con esta nueva resolución se seguirá trabajando en su mejora», dice el director insular Josep Manchado.