El alcalde Éric Jareño (PP), este jueves en una terraza del paseo Jaume III de Llucmajor.

2

Los propietarios de bares y restaurantes del municipio de Llucmajor podrán mantener las ampliaciones de sus terrazas en los espacios de antiguos aparcamientos de vehículos.

Así lo anunció este jueves el alcalde de Llucmajor, Éric Jareño (PP), tras acordar «mantener el 100 por ciento de las terrazas de los bares y restaurantes que ocupan plazas de parking y otros espacios de la vía pública hasta el próximo 31 de diciembre». «Además, añade Jareño, estos locales continuarán sin pagar la tasa de ocupación de la vía pública hasta esta fecha, tal y como se acordó en el pleno de la institución».

La medida se debe a que el ayuntamiento quiere mantener su compromiso adquirido con el sector de la hostelería. Jareño indica que «ahora que parece que la situación mejora y poco a poco vamos volviendo a la normalidad, es el momento de apostar de verdad por la reactivación económica y apoyarles».

En un primer momento el permiso de ocupación de plazas de aparcamineto como terrazas debía finalizar «con el final de las medidas restrictivas y la vuelta a la normalidad». Pero el consistorio llucmajorer ha optado por prolongar esta medida para que este sector afectado por las medidas restrictivas pueda «recuperar el tiempo perdido», señala Jareño.