La Camapañ de Primavera ha apoyado al pequeño comercio del municipio.

El Ajuntament de Algaida destinará durante 2021 unos 200.000 euros en ayudas directas a la empresas afectadas por la crisis de la COVID-19. Así mismo pondrá en marcha un plan de dinamización comercial de la mano de la Associació de Comerç i Empresa d’Algaida, Pina i Randa, cuyo objetivo es mejorar el sistema de relaciones y desarrollar acciones desde la transversalidad y el trabajo en red.

Entre las medidas destinadas a apoyar el sector de la restauración se encuentra la subvención para la compra de carpas de aquellos establecimientos que quieran ampliar su espacio exterior. En el mismo sentido, la compra de material de seguridad como mascarillas o gel hidroalcohólico será objeto de ayudas por parte del consistorio también en forma de subvenciones.

A través de distintos programas del SOIB como Reactiva, Dona o Desenvolupament Local el ayuntamiento ha contratado a una treintena de personas. Las campañas de apoyo al comercio local han seguido en marcha, potenciándose y ampliándose, como la Campaña de Primavera.

Los presupuestos participativos retornan este 2021 con un presupuesto de 150.000 euros y se encuentran ahora en fase de presentación de propuestas.

ALGAIDA
Mulet cree que las iniciativas de su administración han funcionado.

«Tenemos que ser conscientes del valor del comercio de proximidad» Maria Antònia Mulet Vich, alcaldesa de Algaida

La alcaldesa de Algaida se muestra prudente ante la situación actual. Destaca que la restauración, muy tocada por la crisis sanitaria, es una pieza fundamental de la economía del municipio y una pieza clave en la economía de muchas familias.

—¿Volveremos pronto a la normalidad?
—Depende de muchos factores difíciles de calcular. El ritmo de vacunación es crucial, pero al ser una pandemia global hemos de mirar la situación en el resto de Comunidades Autónomas y en Europa. Para volver a una situación más o menos normal habremos tenido que llegar primero a unos niveles de incidencia de la enfermedad muy bajos.

—¿Cómo cambiará Algaida tras lo sucedido?
—Las familias han visto afectada de un día para otro su situación en varios aspectos, como en la salud, con pérdidas de familiares y amigos incluso. El ámbito laboral también se ha visto afectado, así como las relaciones sociales, que se han tenido que transformar. Todo esto ha cambiado muchas cosas de nuestras vidas y por tanto del municipio.

—¿Cual será el principal factor de recuperación?
—Para la recuperación económica y dentro de todas las transformaciones que se han tenido que hacer, creo que lo más importante es ser conscientes de la importancia del comercio de proximidad y de todas las personas que se dedican al sector de la agricultura y la ganadería. Estos meses nos han demostrado que han sido fundamentales para nuestro día a día y que sin ellos la recuperación económica no será posible.

—¿Cree que han funcionado como deberían las iniciativas tomadas por el Ajuntament en los meses pasados para frenar el impacto de la crisis?
—Desde el equipo de gobierno creemos que las diferentes iniciativas que llevamos a cabo han sido positivas y han ayudado a disminuir el impacto de la crisis, sobre todo si tenemos en cuenta que somos un pueblo pequeño y que nuestros recursos son limitados. Estamos convencidos de que han funcionado pero nos hubiera gustado poder ayudar más a la gente y haber podido solucionar todos los problemas.

Algaida
Tomeu Mulet, regidor de Turisme.

«El sector del turismo debe unir esfuerzos» Tomeu Ballester Salas, regidor de Turisme

La pandemia ha afectado a Algaida golpeando a los hoteles de interior y las viviendas turísticas, «que han tenido una temporada muy corta con muy pocas estancias» asegura Tomeu Ballester, el regidor de Turisme. «Las promoción turística para un municipio pequeño como el nuestro es difícil, por tanto unir esfuerzos es una prioridad».

Su departamento elaborará «un Pla de Promoció Turística junto al sector implicado para consensuar las diferentes medidas que ayuden a reactivar el turismo y marcar las futuras lineas a seguir». «Algaida, Pina y Randa presentan atractivos culturales y arquitectónicos muy interesantes que serán claves», concluye.

Algaida
Margalida Puigserver Servera, regidora de Serveis Socials

Las ayudas sociales aumentaron un 70% con la pandemia. Margalida Puigserver Servera, regidora de Serveis Socials

Durante la pandemia las ayudas y prestaciones sociales se tuvieron que aumentar hasta un 70 %, relata la regidora Margalida Puigserver, regidora de Serveis Socials. «El principal problema con que nos hemos encontrado es la falta de recursos humanos para gestionar y tramitar todas las ayudas». El proyecto del que se muestra más satisfecha es la Tarjeta Covid «para facilitar la compra en los comercios del municipio de las personas más vulnerables y a la vez mantener su anonimato». Destaca la implicación tanto de particulares como de miembros de Protección Civil y diversas asociaciones para ayudar a quienes lo necesitaban.