Una Casa Museo muy especial. La figura de Baltasar Porcel recibirá un merecido homenaje cuando la Casa Mueso que llava su nombre se inaugure.

Andratx afronta el 2021 con las limitaciones de unas finanzas condicionadas por diversos pagos judiciales relacionados con temas urbanísticos de pasadas legislaturas. Este año estos costes supondrán unos 2,3 millones de euros, que mermarán las arcas municipales.

Entre las inversiones destacables para esta año se encuentra la compra de nuevos coches para la Policía Local por un valor de 235.000 euros, la inversión en mejoras en edificios escolares, con un presupuesto de 150.000 euros, la compra de diferentes vehículos eléctricos por 317.000 euros o la mejora de los parques infantiles del pueblo, que supondrán un desembolso de unos 100.000 euros.

Después de unos meses muy duros por la pandemia, el alcalde Joan Manera se muestra optimista y quiere seguir en la linea marcada de recuperación y reflexión sobre lo ocurrido. Las ayudas a la reactivación económica serán cruciales en este año en el que se espera que se vuelva a una relativa normalidad. 720.000 euros irán destinados a este fin.

La movilidad en el pueblo será una de las claves, teniéndose previsto adquirir varios solares para construir aparcamientos públicos. La compra de estos terrenos supondrá un gasto de 2,5 millones.

Otras mejoras

En cuanto a la actualización de otras infraestructuras cabe destacar las obras realizadas en el Teatro de sa Teulera, en las que se han mejorado las dotaciones de luz y sonido gracias a una subvención del Consell de Mallorca. También se firmará un novedoso convenio con la Consellería de Asuntos Sociales para la construcción de la residencia de personas dependientes, con un valor de 5,5 millones. A este proyecto se unen las obras ya puestas en marcha de la futura Casa-Museo Centro Cultural Baltasar Porcel, que estará dotada de un presupuesto de 360.000 euros.

Joan Manera Jaume, alcalde de Andratx

ANDRATX - Cautela entre los alcaldes a la espera de conocer los detalles para usar el superávit.

«La absoluta dependencia del turismo no es buena para la Isla»

Andratx es uno de los municipios más turísticos de la Isla y esto ha provocado que su tejido social y productivo se haya visto especialmente afectado por la crisis de la COVID-19. Aún así su alcalde, Joan Manera, se muestra optimista.

—¿Empezamos a ver la luz al final del túnel?
—Creo que si. Las vacunas son la gran esperanza y gracias a ellas y a las medidas de prevención cada vez hay menos personas hospitalizadas, un buen indicativo. La humanidad ha pasado ya por épocas mucho más complicadas y las ha superado.

—¿Cual será la principal lección de esta crisis?
—Que los humanos somos vulnerables. No podíamos pensar que en pleno siglo XXI esto pudiera pasar, por eso la importancia de la ciencia, la cultura y la educación son mayores que nunca.

—¿La COVID obligará a transformaciones de calado?
—Soy de los que opinan que las crisis son oportunidades para mejorar. La absoluta dependencia del turismo no es buena para Mallorca y hay diversas transformaciones que hacer, como potenciar su relación con la agricultura ecológica y potenciar la investigación en biotecnología.

—¿Cómo valora el papel del Ajuntament en esta crisis?
—La COVID nos pilló a todos fuera de juego, pero el Ajuntament implementó medidas para intentar que la pandemia tuviera el menor impacto posible tanto en el ámbito sanitario como económico.

«La marca Andratx debe ser reconocidad por su calidad»

El paro en Andratx ha aumentado hasta llegar a niveles de 2014. Para recuperar esta industria, Andratx se promocionará «en todas las vías posibles» con campañas modernas y adaptadas al mercado actual. «La marca Andratx debe ser reconocida por su calidad de los servicios» sostiene el regidor Tomeu Bosch. «Potenciaremos nuestro turismo cultural, que muchos de nuestros visitantes no conocen».

Francisca Castell Tomàs, regidora de Serveis Socials

«Han sido muchos los que se han ofrecido a colaborar»

Los Serveis Socials de Andratx se han enfrentado a las problemáticas de muchos vecinos. Alimentos, higiene o alquileres, han sido algunas de las demandas atendidas.
«Han sido muchas las personas que se han ofrecido a colaborar en muchos ámbitos» afirma Francisca Castell, regidora del área. «Seguiremos trabajando el tiempo que sea necesario hasta que mejore la situación».