Los técnicos han empezado por levantar algunas piedras y averiguar el sistema constructivo de la Duana. | Gori Vicens

0

Los técnicos y operarios han realizado tres catas en diferentes puntos del empedrado del muelle de la Duana de Portocolom que se tiene que restaurar y que tanta polémica y oposición ha levantado entre la ciudadanía por cómo se quería restaurar por parte de Ports de les Illes. Gracias a la oposición de ‘Salvem Portocolom’ y una cadena humana de unas 700 personas, se ha optado por cambiar el sistema de restauración. Bajo la supervisión del arqueólogo David Javaloyas –conocedor de la zona al ser uno de los arqueólogos de los Closos de Can Gaià– y del marger Lluc Mir, además de un ingeniero de caminos, se han abierto tres agujeros (catas) considerables y se van enumerando cada una de las piedras que se sacan. «Se trata de documentar todo lo posible el proceso de trabajo con el que se construyó este muelle. También intentamos saber la técnica que se utilizó. Tenemos que tener fundamentos suficientes para plantear un proyecto que sea respetuoso con el patrimonio», explica David Javaloyas.

Una vez abierto, Lluc Mir, presidente del Gremi de Margers de Mallorca, se sorprende por el «nivel tan alto que había en Mallorca en cuanto al trabajo y obraje de la piedra. Es espectacular, está muy fuerte, hecho a consciencia».

Técnica

Mir comenta el proceso que posiblemente se utilizó. «No se hacía en sec, puede haber confusión; se hacía en verd, con una línea frontal con piedras muy grandes, macizas, con profundidad (con mucho queixal), con mortero de cal y arena». El relleno interior está hecho utilizando la misma técnica. Todas las piedras están perfectamente colocadas, muy ajustadas, con las juntas perfectas, ángulos abiertos y con un patrón. En reformas anteriores, en la parte exterior, por donde se camina, se ven algunas piedras mal colocadas y juntas gruesas que desentonan. Para evitarlo, se reclama que sean margers quienes acometan esta restauración. «Tiene alguna grieta, ha sufrido y necesita un mantenimiento pero por los años que tiene (unos 200) el muelle está en muy buen estado y muy bien hecho», señala Lluc Mir.

Una vez hecho el estudio se podrían iniciar las obras. De momento se desconoce cuando será.