La reclamación de las subvenciones que ha hecho el Consistorio tiene en vilo a once asociaciones culturales, sociales y clubes deportivos del pueblo. Desde el CD Binissalem (el club de fútbol en activo más antiguo de las Illes Balears) hasta el club local de la tercera edad. | Redacción Part Forana

0

El Ajuntament de Binissalem ha enviado un requerimiento a 11 asociaciones y clubes deportivos locales exigiéndoles que devuelvan las subvenciones que cobraron (previa justificación) durante los años 2017, 2018 y 2019.

La deuda total que reclama el Consistorio asciende a 178.941,31 euros. El Club Deportivo Binissalem (el club de fútbol en activo más antiguo de Balears) es el más afectado. Le piden 79.500 euros. Su presidente, Pedro Oliver, ya ha puesto el caso en manos de abogados y avisa de que «si nos exigen pagar tendremos que cerrar». «En 2020 y 2021 no hemos cobrado la subvención anual y el dinero que nos queda en el banco no nos basta ni para pagar el arbitraje lo que queda de temporada. Los entrenadores hacen meses que están sin cobrar», explica.

Tejido asociativo

El resto de asociaciones y clubes afectados son el Club Esportiu Gomila (2.200 euros); el Tennis Club Binissalem (6.600 euros); sa Fil·loxera de l’Infern (5.854 euros); Amics de la Segona Edat de Binissalem (6.000 euros); Club de la Tercera Edat Binissalem (4.500 euros); Binianimals (10.500 euros); Club SAB (3.000 euros); Memòria Històrica (8.000 euros); Banda de Música de Binissalem (10.001,45 euros) y Club Bàsquet Binissalem (42.785,26 euros).

Preguntado sobre la preocupante situación que viven los afectados, el alcalde de Binissalem, Victor Martí (UxB), dijo ayer que «los técnicos municipales han realizado su actividad y nosotros estamos trabajando para solucionar este problema técnico. En 2017 no estábamos en la Alcadía. En 2018 le dio el visto bueno Andreu Villalonga (PP) y en el 2019, ya en nuestra legislatura, me encontré una modificación de crédito aprobada por plenario». Lo cierto es que las subvenciones a entidades y clubes deportivos se han venido aprobando sistemáticamente desde hace años. En 2017, UxB gobernaba con el PP y también lo hacían en mayo de 2018 cuando se aprobaron las cuentas. El 26 de julio de ese mismo año el PP abandonó el gobierno por «discrepancias con el alcalde» que gobierna en minoría desde entonces.

«En 2019 no presentó Presupuestos y la modificación de crédito de la que habla la presentó él y se aprobó por unanimidad a unos días de las elecciones», recuerda Villalonga. Tanto Villalonga como Pepa Ramis (PSOE) dicen que «todo esto viene por una dejadez de funciones del equipo de gobierno y del alcalde en particular». «¿Por qué no tiene reparos en pagar facturas a empresas afines con objeciones de intervención y en cambio reclama estas subvenciones ya justificadas sabiendo que va a matar a la red asociativa?», preguntan.