La localización de expedientes se inició en febrero de 2020 cuando Jaume Bestard ocupó su despacho como nuevo concejal de Urbanismo. En el despacho había un armario lleno de documentos de obras que se mandaron al archivo, lo que requirió semanas de trabajo para su proceso. | Lluc Garcia

3

La Fiscalía de Baleares ha remitido un escrito al Ajuntament de Sóller en el que se le requiere para que el Consistorio dé una explicación sobre la existencia de un listado de unos 1.500 expedientes de urbanismo que se encontraban en diferentes ubicaciones de la casa consistorial, algunos de ellos traspapelados o sin historial de tramitación. El concejal de Obras y Urbanismo, Jaume Bestard (PI), fue quien informó días atrás de esta situación. En declaraciones a este diario Bestard informó que su departamento estaba elaborando un registro «de los expedientes urbanísticos acumulados durante años en dependencias municipales» y que ya se había elaborado un listado de aproximadamente 1.500 expedientes. Entre ellos, según Bestard, habría mucha documentación caducada, pero también expedientes a los que no constaba que se les hubiera dado curso, incluidos algunos de infracción urbanística.

Noticias relacionadas

A raíz de esta información la Fiscalía ha remitido un escrito al Ayuntamiento adjuntando el artículo publicado por Ultima Hora con las declaraciones del concejal, en las que afirmaba que muchos documentos se encontraban repartidos por armarios y despachos. También aseguraba que «la mayoría están caducados y estamos tratando de ponerlo todo el día». El listado incluye documentación generada entre los años 1987 y 2016 según reveló el propio concejal. El alcalde de Sóller, Carlos Simarro (PP), confirmó ayer la existencia de este requerimiento de la Fiscalía. Simarro se mostró muy tranquilo y aseguró que el Ayuntamiento proporcionará a la fiscalía todo lo que le solicite.

Según el alcalde «el departamento de Urbanismo funciona y creo que las cosas se han hecho bien por lo que ni hay nada que ocultar ni estamos buscando expedientes escondidos». Según Simarro, en relación a estos 1.500 expedientes se han mezclado algunos conceptos, ya que ha coincidido con el cambio del archivo». Por su parte, Jaume Bestard que fue quien reveló el dato no atendió ayer las llamadas de este diario. A raíz de la publicación de la noticia, el PI de Sóller se hacía eco de la información en las redes sociales y destacaba el buen trabajo de Bestard al frente del área de Urbanismo que asumió en enero de 2020.