SANT LLORENÇ DES CARDESSAR - VISTA GENERAL DE LA IGLESIA. | ARCHIVO

El Ajuntament de Sant Llorenç trabaja activamente por la reactivación de la vida en el municipio y que esta venga acompañada de un impacto positivo tanto hacia las personas como hacia las empresas.

La intención de la administración es volver cuanto antes a la normalidad y para ello el plan de recuperación, después de la COVID-19 y el parón que ha supuesto, pasa por seguir con los principales proyectos e inversiones programados para los próximos años y que suponen una mejora en la calidad y la cantidad de los servicios a disposición de la ciudadanía.

SANT LLORENÇ . INFRAESTRUCTURAS. La torrentada, dos años después.
La torrentada, dos años después. El Ajuntament reclama al Consell «celeridad» para hacer los proyectos de prevención. La plaza Jaume Santandreu , a la izquierda, tenía que acoger un memorial.
SANT LLORENÇ - La reivindicada reforma de la ` escoleta ¿ municipal frenará el deterioro del edificio.
La reivindicada reforma de la escoleta municipal frenará el deterioro del edificio. La escoleta municipal se encuentra ubicada en el casco antiguo de Sant Llorenç. La renovación de esta infraestructura es necesaria ya que las diferentes dependencias se han quedado obsoletas. Con las obras se adaptarán a las necesidades actuales de la comunidad escolar.
Mejora de infraestructuras

Para 2021 algunos de los proyectos que comenzarán en breve se realizarán varios puntos del núcleo urbano de Sant Llorenç. La escoleta municipal se acomodará a las nuevas necesidades del pueblo, adaptando el edificio a los niños y los trabajadores, sus principales usuarios, así como mejorando la funcionalidad según las normativas actuales.

Se hará reformando el acceso al centro, su eficiencia energética y corrigiendo la falta de impermeabilidad del tejado. Los trabajos supondrán un desembolso de 461.514 euros. Otro proyecto significativo será la remodelación de la plaza Jaume Santandreu, que permitirá dotar al espacio de un nuevo carácter que priorizará a los peatones, convirtiéndolo en un nuevo centro urbano de reunión. Para ello se unificará todo el nivel de la plaza, eliminando barreras arquitectónicas.

Se protegerá el perímetro para que sea también un lugar más seguro para los pequeños. Para hacer más agradable el espacio se colocará una jardinería variada que proporcione sombra en los meses de calor. El mobiliario y alumbrado de la zona también se renovarán e irán en la misma linea de todo el diseño, empleando materiales naturales, sostenibles y eficientes. Este proyecto tendrá un presupuesto de 274.733 euros, financiados íntegramente por el Consell de Mallorca.

El núcleo urbano de Son Carrió también será objeto de mejoras, que se centrarán en la calle Mossén Alcover, que tendrá una red de pluviales de la que actualmente carece. También se instalará iluminación LED para ahorrar energía, se eliminarán las barreras arquitectónicas con una nueva pavimentación y se potenciará la presencia de peatones con adoquines que reduzcan la velocidad de los coches. Con un coste de 214.587 euros, se complementarán las obras con una nueva zona verde.

Finalmente en la zona costera es destacable la finalización del proyecto del polideportivo de sa Coma, que después de casi tres años acaba con la dotación del sótano de la escoleta de las instalaciones necesarias para convertirse en almacén de la pista deportiva anexa. Esto permitirá además la conexión entre la escoleta y la pista y el cierre de esta junto con el interior de la estructura que albergará los vestuarios. Ambas actuaciones significarán un desembolso de más de 200.000 euros.

Mateu Puigrós, alcalde de Sant Llorenç des Cardassar

«El optimismo no puede superar a la realidad»

El alcalde de Sant Llorenç, Mateu Puigrós se mantiene cauto ante el escenario actual, pero confía en que el pueblo salga adelante.

?¿Es optimista en cuanto a la recuperación económica y social en Sant Llorenç?
?El optimismo no puede superar a la realidad. Algo que animaría a este optimismo es que la vacunación sea masiva antes del mes de julio.

?¿Es necesaria para la recuperación económica de Sant Llorenç alguna transformación de calado?
?La recuperación económica del municipio, así como la del resto de municipios vecinos, está muy condicionada por la vuelta a la normalidad de las actividades que han quedado detenidas por la pandemia. Por eso son necesarios incentivos a la economía y a la sociedad, que han de proporcionar los poderes públicos por medio de las ayudas autonómicas, estatales y sobretodo procedentes de fondos europeos. Solo así se dinamizará la economía productiva.

?¿Cómo valora las iniciativas tomadas por el Ajuntament en los meses pasados para frenar el impacto de la crisis?
?Las actuaciones que pueden hacer los ayuntamientos son muy limitadas y no estábamos preparados para algo así. Las primeras decisiones se tomaron en el ámbito sanitario y de control de la movilidad de los ciudadanos y creemos que funcionaron bastante bien. La suspensión de algunas ordenanzas fiscales, como las de ocupación de la vía pública, ayudaron y aún lo hacen a mitigar la incidencia de la pandemia en los pequeños negocios.

?La COVID ha puesto a prueba la capacidad de las distintas administraciones. Como máximo representante en el pueblo, ¿piensa que la capacidad de respuesta debería mejorar?
?A posteriori siempre se pueden mejorar actuaciones que se produjeron a partir del estado de alarma. Es evidente que la experiencia que hemos tenido que sufrir durante este tiempo nos sitúa en otra perspectiva mucho más real, porque algunos episodios que hemos vivido pueden volver a ocurrir.

?¿Cuales serán los factores claves de la recuperación económica y social del pueblo?
?En el caso de nuestro pueblo es evidente que la recuperación pasa por la reactivación turística. La apertura de los hoteles, siempre según la situación sanitaria, será la única posibilidad de una recuperación rápida, ya que es el motor de todas las demás actividades económicas.

Catalina Rosselló Moragues, regidora de Comerç y Mercats Municipals

«El pequeño comercio ha sido fundamental durante toda la pandemia»

La regidora de Comerç de Sant Llorenç, Catalina Rosselló Moragues, tiene el reto de superar la temporalidad de una gran parte de los establecimientos del municipio a la vez que apoyar el de proximidad y tradicional: «Entendemos el comercio como un elemento vivo, si desaparece, con él lo hace también la socialización. Los servicios de proximidad, del día a día, han de existir y por ello hemos puesto nuestros esfuerzos para mantenerlos, aunque una recuperación a corto plazo será difícil».

En cuanto a las medidas concretas de su departamento para la recuperación, destaca la reducción del 100 % de la tasa de ocupación y los permisos para ampliar terrazas. «Estamos en constante contacto con el tejido empresarial» afirma. «Asesoramos, acompañamos y ayudamos a los emprendedores, realizamos actividades de dinamización comercial y ponemos en valor el producto local».

En cuanto al futuro del sector sostiene que «el pequeño comercio ha sido fundamental y por eso sus retos pasan por adaptarse a los nuevos tiempos y a las dinámicas del mercado, «como son las nuevas tecnologías, y les asesoraremos en ese desafío», añade.

Nicolás Bordal García es el regidor de Turisme

«La recuperación del turismo es uno de los retos más importantes»

Con núcleos turísticos importantes como Cala Millor o sa Coma, la labor del regidor Nicolás Bordal será crucial para la recuperación.

«La recuperación del sector turístico es uno de los retos más importantes. Para ello hemos priorizado las obras de remodelación y mejora de vías importantes con la colaboración del Consorcio de Bolsa de Plazas Turísticas», explica. Bordal añade la importancia de «las medidas directas al sector y las acciones de promoción dirigidas a mercados emisores».

Respecto al futuro del turismo, sostiene que «se producirán cambios significativos en las reservas, con compras de última hora directas al proveedor del servicio final». La inversión en I+D+I será crucial para evitar la vulnerabilidad del sector, pero esto ha de ir acompañado de «mayor agilidad y simplificación en la administración pública». «Sant Llorenç tendrá que especializarse como destino, por lo que, por ejemplo, impulsaremos la conversión del Centro de Deportes y Servicios de Cala Millor en centro de alto rendimiento», setencia.

Dolors Sánchez Márquez, regidora de Benestar Social

«Si algo nos ha enseñado la crisis de la pandemia es a ser más solidarios»

La crisis sanitaria ha puesto a prueba a los servicios sociales de muchos ayuntamientos. Sant Llorenç no ha sido una excepción y la regidora Dolors Sánchez lo ha vivido de cerca.

«El gran aumento de las demandas de ayuda y la búsqueda de alojamiento para personas sin techo han sido los principales problemas a que nos hemos enfrentado» relata, añadiendo que la gran dependencia del pueblo del turismo ha provocado ese incremento en las peticiones de ayuda.

«La precariedad laboral y la falta de acceso a una vivienda digna han sido problemas que se han puesto de manifiesto en esta crisis». Atender, informar y asesorar a los que necesitaban ayuda ha sido su principal labor en estos meses: «Hemos tenido que atender a más del doble de personas que en 2019».

Respecto a la solidaridad entre vecinos, piensa que «si algo nos ha enseñado esta pandemia ha sido a ser solidarios. Puede ser que el pueblo haya querido devolver la ayuda recibida en 2018» asegura.

La residencia de personas mayores será el proyecto estrella de su área durante este 2021.