Marcha reivindicativa en el año 2009 en Ternelles. | T. Ayuga

10

La familia March, propietaria de la finca de Ternelles, ha comunicado la presentación de un recurso de casación ante el Tribunal Supremo con el que quiere que se garantice el cumplimiento íntegro de la sentencia que dictó el Alto Tribunal el 24 de abril de 2017 ordenando «a la administración competente» adaptar el Plan General de Ordenación urbana (PGOU) de Pollença al Pla d’Ordenació dels Recursos Naturals (PORN) de la Serra de Tramuntana lo que supone en la práctica eliminar la servidumbre pública de paso hasta Cala Castell.

Cabe recordar que el Ajuntament aprobó provisionalmente el 26 de febrero la supresión del paso público hasta Cala Castell de su normativa pero es al Consell a quien le corresponde aprobar definitivamente esta modificación.

Teniendo en cuenta que el Govern ha iniciado los trámites para modificar puntualmente el PORN rebajando la protección en las zonas de exclusión de Ternelles con el objetivo de recuperar el paso público a Cala Castell y al Castell del Rei, el tiempo corre en contra de la propiedad pues la suspensión definitiva de la servidumbre podría demorarse meses en el Consell.

De este modo La familia March ha registrado el escrito de preparación del recurso de casación advirtiendo al Supremo de una posible «contradicción» en el auto de ejecución de su sentencia.