Agentes de la conselleria de Medi Ambient del Govern balear han procedido este viernes a la paralización de las tareas de retirada de residuos que se están llevando a cabo en el antiguo campo de tiro de Lloseta.

Según indican, las actuaciones ya fueron denunciadas por carecer de un plan de limpieza de residuos peligrosos autorizado, como se indica en el Pla Director Sectorial de Prevenció i Gestió de Residus Perillosos».

Tras la paralización de los trabajos los agentes han procedido a tramitar el acta correspondiente.