Los empleados de Lumsa se reunieron en el polígono de Alcúdia. | Juanjo Roig

1

La huelga indefinida de recogida de residuos sólidos urbanos en Alcúdia y sa Pobla, convocada por la Federación de Construcción y Servicios de CCOO y UGT, continuó este martes después de que no se lograra llegar a un acuerdo en el que también se implicó a ambos ayuntamientos. El seguimiento de los paros fue total y los setenta trabajadores realizaron solamente los servicios mínimos.

Los sindicatos reclaman a FCC Lumsa, empresa concesionaria del servicio en Alcúdia y sa Pobla, una mejora salarial y una renovación de los vehículos existentes. En el primer caso ya se alcanzó un acuerdo en la reunión que tuvo lugar el pasado viernes en el Tribunal d’Arbitratge i Mediació de les Illes Balears (TAMIB), pero el desencuentro sobre el plazo en el que se tenían que aplicar estos aumentos fue el motivo por el cual ayer no se firmara la paz laboral.

Por esta razón, los sindicatos solicitaron a los ayuntamientos que fijaran un calendario para la activación del nuevo convenio y la subida salarial, que coincidiría con la puesta en marcha de los nuevos contratos de recogida de basuras. El Ajuntament d’Alcúdia consultó la propuesta con sus servicios jurídicos, que respondieron con una negativa por diversas cuestiones legales.

El regidor de Gestió de Residus de Alcúdia, Domingo Bonnín, explicó ayer que «el nuevo contrato de recogida de residuos puede estar listo en cuestión de meses, pero hay una serie de aspectos que ya no dependen del ayuntamiento, por lo que no se puede dar una fecha concreta porque podría haber retrasos».

Por su parte, el alcalde de sa Pobla, Llorenç Gelabert, subrayó que «se trata de un conflicto entre la empresa y los trabajadores. Lo que tengo muy claro es que sa Pobla no se puede hipotecar para resolver un conflicto de carácter privado, a pesar de que seamos los poblers quienes suframos las consecuencias».

Los ayuntamientos de Alcúdia y sa Pobla pidieron disculpas a sus vecinos por las molestias que se pueden producir con la huelga de recogida de residuos urbanos.

Reivindicaciones

Los trabajadores de FCC Lumsa se reunieron este martes por la mañana en las cercanías de la sede de la empresa situada en Alcúdia, a la espera de alguna noticia por parte de los ayuntamientos.

El portavoz de CCOO, Miguel Ángel Pardo, reinvindicó «la necesidad de que en junio exista ya el convenio autonómico, como ya acordamos en otras convocatorias. Si no, habrá una huelga general del sector».

Servicios mínimos en centros de salud y colegios

A pesar de que el Ajuntament d’Alcúdia publicó un decreto en el que fijaba los servicios mínimos, los sindicatos indicaron que no se habían consensuado. Los trabajadores de FCC Lumsa realizarán la recogida en centros de salud y residencias, así como la desinfección, solo ayer, en centros escolares de Alcúdia.