Una foto aérea permite ver el impacto de la cantera de Can Negret en las colinas de Tofla, a los pies de la Serra de Tramuntana.

7

El Ajuntament d’Alaró pedirá al Govern que supervise la actividad minera en la cantera de Can Negret, situada en él área rural de Tofla, y «la paralización inmediata de la extracción y de toda actividad si así resulta de la revisión, hasta que se resuelva su expediente de regularización».

La moción presentada por los concejales de Més Aina Sastre y Adolfo Collado, fue aprobada por unanimidad, con el apoyo tanto del equipo de gobierno del PP como del PSOE. El alcalde, Llorenç Perelló, aclara que «no pedimos su paralización, como decía inicialmente la moción, sino que se revise si cumple con toda la normativa; la propiedad tiene permiso de explotación y me consta que tiene voluntad de ir restaurándola». Ahora el Ajuntament trasladará la petición a la Conselleria de Transició Energètica i Sectors productius.

La cantera de Can Negret, actualmente explotada por Cemex - empresa propietaria de la antigua cementera de Lloseta, en cuyos terrenos construye una fábrica de áridos- cuenta históricamente con la oposición de vecinos y ecologistas a su explotación. El Ajuntament d’Alaró otorgó la licencia de actividades en 1978, y en 1986 se aprobó el plan de restauración, «un plan que es débil, desfasado y que, además, no se está cumpliendo», señala el texto. La moción recoge la preocupación por «las molestias y la inseguridad que padecen los vecinos», así como por los daños que puedan sufrir las casas de Can Jeroni Vell y Can Negret, protegidas en el catálogo local de Patrimonio.

«Es curioso cómo se habla de puestos de trabajo y no sabemos ni cuántos hay ni si recolocarán a los despedidos de la cementera; ahora mismo daría más empleos restaurar la cantera», apostilla Aina Sastre.

Cemex cuenta con un plan de restauración actualizado

La empresa Cemex apunta que dispone de un plan de restauración actualizado «que incorpora muchas mejoras que en 1986 no existían». «Forma parte del expediente de regularización, cuya documentaciónya fue entregada al Govern, pero está siendo una tramitación lenta. Y mientras tenemos los permisos en regla».