Las visitas a Son Coletes estarán permitidas desde este jueves hasta el lunes

| Manacor |

Valorar:
El regidor de Cementiri, Carles Grimalt, informa de las medidas de este año.

El regidor de Cementiri, Carles Grimalt, informa de las medidas de este año.

Aunque la ciudad de Manacor está confinada desde la madrugada de este jueves, los vecinos que lo deseen podrán visitar el cementerio de Son Coletes con motivo de la festividad de Todos los Santos desde este jueves hasta el próximo lunes 2 de noviembre.

Debido a las medidas sanitarias a causa de la pandemia del coronavirus, el Ajuntament de Manacor pide a la ciudadanía que repartan sus visitas al cementerio y acudan a Son Coletes más allá del 1 de noviembre, festividad de Todos los Santos. El regidor de Cementiri, Carles Grimalt, explica que no será necesario solicitar cita previa, aunque sí habrá un control de la capacidad y se solicitará obligatoriamente el DNI a todos los asistentes.

El protocolo de seguridad municipal COVID-19 establece que habrá personas responsables que se encargarán en todo momento de controlar el aforo y de que se respeten las distancias de seguridad interpersonal, además del resto de medidas sanitarias. El uso de mascarilla será obligatorio, habrá desinfectante de manos en diferentes puntos y se hará un uso diferenciado de la entrada y salida para evitar la formación de aglomeraciones. De acuerdo con este protocolo, el cementerio viejo y el nuevo no se comunicarán y habrá accesos diferenciados para cada uno de los recintos y la capacidad máxima también será proporcional a su superficie. De esta manera, la capacidad máxima del cementerio antiguo será de 860 personas y del nuevo, de 231 personas.

Por lo que se refiere a las capillas, y teniendo en cuenta la distancia interpersonal que se debe dejar en estos espacios, se permitirá una ocupación máxima de seis personas en las capillas laterales de la planta baja (en el cementerio nuevo), una persona en las capillas del primer piso (la ampliación), dos personas para las capillas de enfrente de la planta baja (en la parte vieja), dos personas para las capillas del primer piso (parte vieja), una persona para las capillas laterales de la planta baja (parte vieja), dos personas para la sepultura central y una personas para las sepulturas excavadas. Este año no habrá servicio de misa.