Figura de madera encontrada en la Serra de Tramuntana. | Carla Sanz

12

La Serra de Tramuntana esconde muchos secretos. Este es uno de ellos. Nadie sabe cómo llegó hasta allí, ni mucho menos quien lo puso. La historia de este ninja que se escondía entre las montañas de Mallorca sorprendió a unos excursionistas el pasado domingo.

La historia trascurrió en el tramo uno de los tramos de la ruta de pedra en sec, del torrent de Biniaraix hasta el embalse de Cúber, cuando un grupo hizo el hallazgo. Escondido tras una roca y en el interior de una bolsa encontraron un pequeño muñeco de madera con una nota. El mensaje, escrito en inglés, decía: «Solo un ninja puede sorprender a otro ninja».

La nota la firmaba el conocido humorista y músico inglés Tim Minchin, aunque se desconoce si fue él quién lo puso allí o simplemente reza a la letra de una de sus canciones. En la misma nota también ponía que era un «regalo» para la persona que lo encontrase.

Poco más se sabe sobre quién colocó el obsequio al final de la travesía. El objeto escondido recuerda a la actividad de esconder y encontrar 'tesoros' en cualquier lugar, con la ayuda de un GPS, conocida como geocaching. En esta modalidad una persona esconde objetos en el campo, la montaña o en la ciudad y, posteriormente, apunta las coordenadas geográficas de ese punto mediante un receptor GPS y las hace públicas en una web especializada.

En estos lugares donde se publican las coordenadas, la gente entra a consultar 'tesoros escondidos'. La etiqueta marca que quien encuentra uno de estos objetos apunta su nombre en un cuaderno y vuelve a dejarlo allí.

Sin embargo, a diferencia de esta actividad, la figura oculta en la Serra era solo un regalo. Alguien que pasó por allí y lo colocó, el ninja vigiló durante no se sabe cuanto tiempo a los excursionistas y se quedó con aquellos que ponen la vista en los pequeños detalles.