El temporal azotó fuertemente las casas de Son Bunyola. | Redacción Part Forana

19

El departamento de Territori del Consell de Mallorca ha aprobado conceder el interés general para la reforma y ampliación de la possessió de Son Bunyola donde el empresario británico Richard Branson quiere ubicar un hotel rural. Tras años de tramitación, el Consell cierra así una diligencia indispensable para el nuevo establecimiento hotelero en una finca de 251 hectáreas dentro de suelo rústico protegido.

El pasado mes de marzo la Comissió Balear de Medi Ambient ya aprobó el nuevo proyecto de la promotora Arenas & Dunas Resort S.L, aunque lo dio con condiciones, como la prohibición de ampliación de nuevas dependencias o que no puedan construirse pistas de tenis.

Por su parte, entre las condiciones que fija el Consell de Mallorca destaca también que los bancales y paredes de pedra en sec existentes o de nueva creación deberán mantenerse en buen estado de conservación, así como la «deforestación debe ser la estrictamente necesaria para la ejecución de la obra», según apunta la resolución publicada ayer en el Boletín Oficial de las Illes Balears.

El departamento insular de Patrimonio del propio Consell también fijó modificaciones en el proyecto básico referidas a la recuperación de la antigua almazara, así como el uso de un tipo de tierra especial para la reconstrucción de las marjades.

Temporal

Cabe señalar que el temporal del pasado 29 de agosto afectó gravemente la possessió del magnate británico. Las fuertes rachas de viento afectaron parte de la fachada y la torre medieval.

La propiedad podrá ahora solicitar la licencia de obra al Ajuntament de Banyalbufar con el nuevo proyecto modificado.