Inca logra la cesión del talayot de Son Mas des Potecari para acondicionarlo y realizar visitas

| Inca |

Valorar:
preload
El alcalde Virgilio Moreno y el regidor de Patrimoni, Andreu Caballero, en una visita al talayot que realizaron junto a una de las actuales propietarias.

El alcalde Virgilio Moreno y el regidor de Patrimoni, Andreu Caballero, en una visita al talayot que realizaron junto a una de las actuales propietarias.

El Ajuntament d’Inca ha firmado un convenio con la propiedad del talayot de Son Mas des Potecari, también conocido como de s’Argenteria, con el objetivo de acondicionar este yacimiento y ofrecer visitas en el futuro.

Desde el área de Patrimonio municipal se ha encargado un informe a la arqueóloga Magdalena Sastre para trazar una hoja de ruta de los próximos pasos a realizar.
Cabe resaltar que en 1928 se localizaron de forma fortuita dos piezas en la finca de Son Mas des Potecari. Se trata de unos cuernos y una cabeza de toro elaborada en bronce que acabaron en el fondo del Museo Arqueológico de Barcelona y que desde el Ayuntamiento se tiene intención de solicitar su devolución y organizar una muestra conjunta con los demás municipios colindantes que también cuentan con hallazgos similares.

La localización del talayot se produjo en el año 1962, cuando el propietario de los terrenos autorizó a una constructora a que realizaran tareas de limpieza en la zona y aprovechar las piedras que se encontraban en la finca para la elaboración del firme de la carretera.
Al comenzar los trabajos se descubrieron dos estructuras de tipo talayótico y se paralizaron las tareas, aunque uno de los dos talayots ya había sufrido daños materiales de consideración.

En el informe elaborado por Magdalena Sastre se menciona la necesidad de realizar una limpieza de la vegetación del entorno durante 2020 y plantear acciones similares de forma periódica para mantener el yacimiento.

También serán imprescindibles tareas para despedregar las estructuras talayóticas con el objetivo de retirar las piedras que se encuentran sobre la base original existente. Además, esto permitiría preparar la zona para llevar a cabo campañas de excavación o de consolidación, algo que desde el ámbito municipal se ve con buenos ojos a partir de 2021.

Las piedras retiradas serán depositadas cerca del yacimiento para usarlas en futuras restauraciones.

Planimetría

Una vez el espacio esté libre de vegetación y de piedras será el momento de realizar una planimetría, es decir, un estudio topográfico del lugar sobre una superficie plana.

Con este estudio, los investigadores podrán aclarar la tipología de las dos estructuras y facilitará un análisis de visibilidad en relación a otros yacimientos de la zona. La ficha patrimonial describe el yacimiento como dos talayots (uno circular y otro escalonado) que se pueden ubicar temporalmente entre el 900 a.C. y el 123 a.C., con una ocupación continuada que se extiende por la época talayótica, romana, árabe y moderna.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

De pacotilla
Hace un mes

Y la ronda nord para cuando

Valoración:-8menosmas

hereu
Hace un mes

Me parece interesante que se prevea una cooperación intermunicipal para unificar esfuerzos.

Valoración:11menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1