Las obras del último tramo del carrer Baladres de sa Coma ya están en marcha.

5

Las obras de mejora urbana y semipeatonalización del carrer Baladres de sa Coma, en su tramo final, supondrán una importante mejora de la oferta turística. Se trata de una ambiciosa actuación que se ha realizado por fases y que tiene como finalidad dar prioridad a los peatones, habilitar espacio para las bicicletas y mejorar los accesos a los hoteles y negocios. Además incluye una firme apuesta por la cultura con la creación de un itinerario escultórico que supondrá un aliciente para el visitante contribuyendo a la desestacionalización turística.

El presupuesto de estas obras que se llevarán a cabo en esta vía conectora entre Cala Millor y sa Coma asciende a 795.000 euros. La calle tiene una longitud de un kilómetro y medio y esta actuación se hace en un tramo de 215 metros. Incluye desde la rotonda del cruce con el Camí de Son Moro hasta llegar al mar por la calle Golf. Se seguirán criterios de sostenibilidad.

Modernización

El Ajuntament ha querido modernizar sus infraestructuras y adecuarlas a las exigencias del siglo XXI. Así tras la remodelación del paseo de Cala Millor apostó por un paseo peatonal que conecte cala Millor con S'Illot a través del carrer Baladres y que discurre junto al ANEI de sa Punta de n’Amer. Ahora solo queda ejecutar el último tramo para unir los dos paseos.

La intención es impulsar el desarrollo socioeconómico de la zona mejorando el entorno viario, favorecer la competitividad del sector hotelero de la zona y poner en valor sa Punta de n’Amer así como mejorar los accesos a la zona dunar.