Imagen exterior del chalé de la calle Sirviola de sa Ràpita ‘okupado’ el martes. | P.A.M.

130

Sa Rápita es uno de lugares de moda del veraneo mallorquín. También para los ‘okupas’. El pasado martes cundió la alarma entre los vecinos de la calle Sirviola al detectar que, durante la madrugada anterior, una pareja de ‘okupas’ se había instalado en un chalé antiguamente propiedad de una familia muy querida en sa Ràpita, del que actualmente es titular la entidad financiera Bankia y cuya compraventa gestiona la empresa de administración de crédito y activos inmobiliarios Haya Real State.

Tras denunciar los hechos ante la Policía Local de Campos y la Guardia Civil y obtener por respuesta el anuncio de las consabidas limitaciones que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado padecen frente a estos casos, los vecinos se pusieron en contacto con Ultima Hora, para alertar de la ‘okupación’. El jueves noche, este diario pudo comprobar in situ como se había cambiado el bombín de la cerradura de la puerta principal y que una tercera persona subida en el tejado manipulaba un cable de electricidad con el objetivo de enchufarse ilegalmente a la red pública. Asimismo, pudo conversar con uno de los ocupantes, de nombre Carlos. Éste negó que fueran ‘okupas’ y que tenían un «acuerdo» con Bankia para «cuidar la casa hasta que se venda». Ante la pregunta de si tenía algún documento que así lo acreditase, el tal Carlos respondió que no, que el acuerdo es «de palabra». «El lunes lo cerraremos», añadió. Sin embargo, tanto Bankia como Haya Real State niegan tales extremos.

En cuanto a la oscuridad reinante en el interior del inmueble y al tipo subido en el tejado tocando cables, Carlos aseguró que los vecinos se los habían cortado y que los había denunciado. Tampoco pudo aportar parte alguno que así lo atestiguara.