La reunión estuvo encabezada por Tumi Bestard, presidente de los Amics del Pare Serra. | Curro Viera

La Associació d’Amics del Pare Serra se reunió este sábado en el museo dedicado a la figura del fraile en su localidad natal, Petra, para analizar los últimos hechos producidos en torno a la figura de este religioso.

La pasada semana sendas estatuas en su honor fueron derribadas en Los Ángeles y San Francisco en acciones relacionadas con la muerte de George Floyd y la posterior oleada de protestas. Estos actos han rodeado de polémica la figura de un fraile que «defendió los derechos de los nativos americanos e incluso se enfrentó por ello al poder en la zona» afirmó ayer Catalina Font, vicepresidenta de la asociación tras la reunión.

Iniciativas

Como resultado del encuentro la asociación anunció su intención de iniciar una serie de actividades para dar a conocer el legado del santo de Petra. Entre estas estaría potenciar la realización de visitas de grupos de estudiantes y de la tercera edad para conocer de primera mano la vida de Serra. Si bien este tipo de visitas lleva tiempo realizándose, la intención sería promocionarlas más e intentar que lleguen a más personas. Otro foco de interés sería el turismo cultural, sector en el que tanto la figura como el museo se quieren promocionar.

Para Font «se debe conocer la historia con objetividad. Sin duda Fray Junípero habría estado de parte de Floyd y de los que sufren como él». Por su parte Bartolomé Tumi Bestard, presidente de la entidad y ex cónsul de EEUU, afirmó que los hechos ocurridos «son una barbaridad, pero estamos acostumbrados». Sobre las declaraciones de la regidora del Ajuntament de Palma, Sonia Vivas, y la polémica que han suscitado, afirmó que «se ha quedado sola al hacerlo. Luchamos mucho por tener ese monumento».

Bestard anunció también una serie de cambios en el funcionamiento de la asociación con el objeto de «reunirse mucho más a menudo y fomentar la participación» de todos los interesados en la figura del santo».

La reunión contó con la asistencia especial de Juan Carlos Moyà OFM, ministro provincial de los franciscanos de la provincia de la Inmaculada, que destacó el trabajo de la Associació d’Amics del Pare Serra: «están empeñados en conservar la memoria de un gran hombre». Respecto a su papel con el pueblo nativo afirmó que «fue únicamente a servir y a llevar el mensaje de Cristo. Es una figura histórica de gran importancia que hay que conocer lo mejor posible».

En las próximas semanas el colectivo volverá a reunirse para dar forma definitiva a estas iniciativas.