Joan Monjo recupera la Alcaldía de Santa Margalida para los próximos tres años

| Santa Margalida |

Valorar:
Joan Monjo, en el centro con la vara de mando, rodeado por todos los concejales del equipo de gobierno y de la oposición, este viernes en el pleno.

Joan Monjo, en el centro con la vara de mando, rodeado por todos los concejales del equipo de gobierno y de la oposición, este viernes en el pleno.

Lola Olmo

Joan Monjo recuperó este jueves la Alcaldía de Santa Margalida, en cumplimiento del pacto suscrito tras las elecciones de mayo de 2019 entre el partido que fundó hace tres décadas, Convergència, y el Partido Popular. Anoche, Monjo recibió la vara de manos de su socio y predecesor en el cargo durante este primer año de legislatura, Martí Torres (PP), en un acto celebrado en el auditorio del Casal de Cultura con un aforo reducido a un centenar de personas y medidas de higiene, aunque solo tres de los 17 regidores usaron mascarilla.

Monjo anunció en su discurso «un mandato sin sorpresas, en mis líneas de actuación habituales, entre ellas, seguiré oponiéndome al proyecto del emisario submarino; depuradora sí, pero con reutilización del agua». En su discurso, el nuevo alcalde fue muy crítico con la gestión medioambiental del Govern y también con el nuevo decreto del territorio.

Otra de sus líneas de trabajo que tendrá continuidad es el plan de promoción del turismo en Can Picafort, con obras de embellecimiento y nuevas instalaciones deportivas, entre ellas la reforma de la entrada a Son Bauló y la construcción de una piscina cubierta.

SANTA MARGALIDA. Presa possessió Joan Monjo com a batle. Joan Monjo i Martí Torres. Fotos Lola Olmo
Martí Torres entregó la vara de mando a un satisfecho Joan Monjo.

Plan de obras sostenibles

Asimismo, el nuevo alcalde añadió una tercera línea de actuación para los tres años de mandato que comienzan ahora. «El Ajuntament de Santa Margalida tiene alrededor de 18 millones de euros inmovilizados, y a la vez mucha gente está sin trabajo: yo no creo en las ayudas que dan de comer dos días, sino que quiero poner en marcha diversas inversiones sostenibles con obras que generen puestos de trabajo».

En el pleno de este jueves, solo el portavoz del PP renunció a poder ser votado como alcalde, mientras que los cabezas de lista de la oposición, Xisco Bergas por SUMA y Catalina Tous por CPU, mantuvieron su candidatura a poder salir elegidos. No hubo sorpresas y Monjo fue investido con los diez votos del pacto Convergència-PP.

El alcalde saliente, Martí Torres, reivindicó la «estabilidad política» que ha aportado a La Vila el pacto de gobierno, mientras que el portavoz de SUMA lamentó que no se ha contado con la oposición para sumar fuerzas a la hora de hacer frente a la crisis generada por la COVID-19, con un impacto económico especialmente fuerte en un municipio turístico como Santa Margalida, y reiteró su ofrecimiento para la recuperación económica y social del municipio. En este sentido, Monjo planteó que su política será promover empleo a través de la obra pública y complementarlo con ayudas de los Servicios Sociales.

El pleno contó con la asistencia de alcaldes y concejales de municipios vecinos y de otros ayuntamientos en los que gobierna el PI, así como dirigentes regionales como la diputada socialista Bea Gamundí; el secretario general del PI; Pep Melià, y los líderes autonómicos e insulares del PP, Biel Company, Llorenç Galmés y Jeroni Salom.

Un veterano de la política

Joan Monjo ya fue alcalde de Santa Margalida entre 2016 y 2019 gracias al primer pacto entre Convergència y el PP tras las elecciones municipales de 2015, y que fue revalidado en mayo de 2019. Ingeniero prejubilado de Gesa, es un veterano de la política municipal, con acta de concejal desde 1983 bajo distintas siglas, entre ellas la extinta UM. En estas cuatro décadas ha formado parte de la oposición o del gobierno local mediante pactos a izquierda y a derecha.

Entre 2011 y 2015 gobernó con la coalición de izquierdas SUMA, actualmente principal partido de la oposición. En 2015 pactó con el PP y desde entonces se ha repartido la alcaldía con Martí Torres. En los comicios de 2019, Convergència se convirtió por primera vez en la historia de La Vila en la lista más votada, por apenas 118 votos más que sus antiguos socios de SUMA y un total de seis concejales.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

un Espeñol Mallorquí
Hace 9 meses

Mas dinero.

Valoración:menosmas

Sra. Seguí
Hace 9 meses

Fíjense, todos con la mascarilla en la mano y bien juntitos. Dando ejemplo, si señor!

Valoración:2menosmas

VICARIO
Hace 9 meses

!!A ver si pone un poco de orden !!!

Valoración:1menosmas

Comission
Hace 9 meses

Pobre Villeros.

Valoración:4menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1